¿Van a tener futuro los móviles plegables?

Los móviles plegables son una realidad, aunque no todos y cada uno de los fabricantes han apostado por ellos. En verdad, solo Samsung, Huawei y Motorola tienen dispositivos que son capaces de plegarse. El resto, o no se ha manifestado a este respecto tal, como es el caso de Apple y es frecuente en ellos, o no tienen interés o bien medios para poder desarrollar esta tecnología. Ahora bien, ¿qué aporta al usuario un móvil plegable? ¿Tienen sentido que se desarrollen estos dispositivos?

Pantallas que se pliegan, retando leyes

Semeja increíble que algo tan recio, y débil al unísono, como una pantalla de cristal pueda llegar a doblarse sin padecer daños aparentes. Y si esto ocurre es por el hecho de que los equipos de I+D se han puesto manos a la obra y a trabajar para hacerlo posible. Mas para el usuario puede ser algo bastante difícil de comprender. Está habituado a tratar con un material de tacto duro, que no acepta demasiada torsión y que frente a los impactos padece demasiado. En verdad, el negocio de reparación de pantallas móviles marcha siempre y en todo momento a máximo rendimiento.

Para dar contestación a este misterio de las pantallas plegables debemos aclarar un aspecto. En estos casos, las pantallas de cristal plegables son finísimas, en verdad, charlamos de micrones. Esto permite que, al hacerse tan delgadas, puedan doblarse sin daños aparentes. Por otra parte, quien haya manipulado una pantalla de esta clase, o bien tenga un dispositivo de estas peculiaridades, va a apreciar que tiene un tacto que no es el del cristal. Sí, es como tocar plástico. Ciertamente, estos paneles se cubren de un polímero que evita los daños. Los paneles son cristales que se rayan solo con mirarse. Si algo debe ser plegable debe ofrecer poca resistencia. Además de esto, la zona de pliegue del dispositivo es el talón de Aquiles. Con el tiempo y debido a las aperturas y cierres, en esta zona aparecen fisuras, que aparte de ser perceptibles, se aprecian al tacto. La física hace de las suyas en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *