Utiliza estos trucos y ahorra en calefacción durante el invierno

El invierno, sin lugar a dudas, puede ser muy duro de soportar, ya que las heladas llegan a ser muy fuertes en esta época. Para combatir este frío puedes contar con la calefacción, sin embargo, esto supondrá un gasto en electricidad que terminará afectando a tu bolsillo. Pero para evitar que el mismo sea excesivo, los consejos que te presentamos a continuación, pueden ayudarte a ahorrar en calefacción sin renunciar al confort.

Tips que pueden ayudarte

Ahorrar en calefacción durante el invierno puede ser posible si utilizas cada uno de los tips que vamos a mostrar durante este artículo. Dependiendo de tus necesidades, alguno podrá servirte más que otro, pero finalmente el más beneficiado puede ser tu bolsillo.

1) Estufas de gas

Las estufas de gas pueden ser mejor opción que los calefactores eléctricos, ya que no requieren de electricidad para funcionar, sino de un tipo de combustible como el gas butano por ejemplo, que les permite ofrecer calidez a todo el espacio y por el tiempo que necesites.

Si quieres saber cuál puede ser la más indicada para tu hogar, debes visitar Mister Hogar, ya que aquí puedes ampliar la información sobre este tipo de estufas, ya que se considera un lugar de referencia con respecto a ofrecer recomendaciones sobre las estufas de gas.

A la hora de escoger la estufa de gas más indicada, teniendo en cuenta factores como el espacio a climatizar, su tamaño, la potencia, marca y precio, ahora puede ser más sencillo gracias a este portal, dado que realiza diferentes comparativas para indicar cuál puede ser la mejor elección para tu vivienda.

2) Aísla las ventanas

Una parte de las pérdidas de calor en los hogares, entre un 25 a un 30%, se producen a causa de las ventanas. Por tal motivo debes contar con el aislamiento necesario para evitar perder calor y así ahorrar en el uso de la calefacción.

A través de las grietas, los pequeños espacios o los resquicios, el calor puede salir del espacio que quieras calentar.

Por lo que utilizar elementos como aislamientos a prueba de corrientes de aire o cintas adhesivas de aluminio en tus ventanas y puertas, puede ayudarte a conservar hasta un 10% del calor generado por tu aparato de calefacción.

3) Niveles de humedad

Debes asegurarte de que los niveles de humedad en tu hogar sean los correctos, ya que si superan el 65%, puede aumentar el gasto que supone calentar la vivienda. 

Para evitar que se concentre mucho la humedad, puedes ventilar los espacios al menos durante unos 15 minutos al día, comprar un deshumidificador, usar pintura térmica o aislar las paredes.

Todas las opciones pueden ayudarte a controlar la humedad dentro de tus espacios, mejorando de esta manera el ahorro en calefacción durante el invierno.

4) Temperatura adecuada

Subir mucho la temperatura de la calefacción claramente aumentará el gasto en electricidad. Solo es necesario alcanzar los 21ºC para conseguir el mayor confort en tus espacios y para conseguir la temperatura perfecta necesitarás contar con un termostato, ahorrando entre un 8 a un 13% en calefacción mientras dure el invierno.

Puedes utilizar ropa de abrigo dentro de tu hogar, para que los 21ºC sean aún más confortables y agradables.

5) Revisa la caldera

La caldera que uses para la calefacción debe encontrarse en buenas condiciones, por lo que se recomienda un mantenimiento correctivo y preventivo que le permita funcionar de forma óptima. De lo contrario podría consumir una mayor cantidad de electricidad sin que ofrezca el calor que necesitas para tus espacios.

Reorganiza los muebles

Aunque no lo creas, el mobiliario dentro de tu hogar puede hacer que gastes más energía en calefacción dentro de tu casa. Los muebles pueden absorber el calor del ambiente, por tal motivo debes colocarlos de tal forma que sean más eficiente.

Por lo general, los que más calor absorben pueden ser los fabricados en tela, como en el caso de los sofás o sillones. Sin embargo, una manera sencilla de evitar esto, puede ser alejándolos del radiador, para que el aire caliente pueda circular con mayor fluidez. Si sigues estos consejos podrás ahorrar un buen porcentaje de electricidad en calefacción para la época de invierno, sin que tengas que renunciar a la calefacción que necesiten tus espacios. Por lo que si quieres mantener caliente tu casa para garantizar confort a tu familia, pero sin que esto dañe gravemente a tu bolsillo, deberás utilizar estos trucos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *