Una tercera parte de las estaciones de servicio aumentan el coste del diésel para compensar el descuento de los carburantes

Venezuela registra el coste de gasolina más bajo, con solo céntimos de dólar por litro.

Desde este viernes, 1 de abril, los conductores deberían apreciar el descuento de veinte céntimos por litro de comburente que el Consejo de Ministros ha aprobado esta semana para hacer frente al encarecimiento que ha provocado la guerra en Ucrania. Una rebaja que se debe de querer tras la fuerte caída del barril de Brent en estas últimas jornadas. Mas es posible que no sea así.

Y es que desde el momento en que este lunes, conforme recoge un estudio de Diario Motor, prácticamente una tercera parte de las estaciones de servicio han subido sus tarifas para el gasóleo A y un veintiocho por ciento en el caso de la Gasolina noventa y cinco. El medio experto en el ámbito automovilístico, con datos del veintiocho de marzo a las 10:00 horas y de este miércoles a las 8:00 horas, resalta que sesenta y cuatro estaciones de servicio, el seis por ciento del total de las once y quinientos cuarenta y siete que hay en España, han aumentado el litro del diésel más de cinco céntimos. Otras ciento setenta y dos han ido más allí y lo han encarecido diez céntimos o más.

El costo medio del gasóleo se sostiene inalterado desde el anuncio del Ejecutivo, situándose en uno con ochenta y cinco euros por litro, y la gasolina, en uno con ochenta y dos euros/litro. En más de la mitad de las estaciones de servicio españolas se está repostando el gasóleo a un mínimo de uno con ochenta y ocho euros/litro y la gasolina, a uno con ochenta y cinco euros/litro. El gasóleo ya se halla tan costoso como la gasolina en 4 de cada 5 estaciones de servicio.

Costes superiores a los de hace unas semanas

Por tanto, no hay un enorme triunfalismo respecto a la medida adoptada por el Gobierno. Para David Villarreal, articulista jefe de Diario Motor, la bonificación por litro de carburante «supondrá un pequeño alivio para muchas familias». Sin embargo, señala que «los comburentes proseguirán con costes superiores a los que pagábamos hace solo unas semanas, especialmente si la escalada de costes continúa». Y primordialmente, repite, si ciertas estaciones de servicio «compensan la bonificación con nuevas subidas de precios».

De los veinte céntimos de rebaja por litro de comburente, quince van a correr al cargo del Estado y cinco van a ir a cargo de las petroleras. Las estaciones de servicio van a ser las que apliquen la bonificación y liquidarán mes a mes con la Hacienda.

Las pequeñas y medianas estaciones de servicio ya han advertido de la inviabilidad de la medida pues carecen de capacidad financiera para adelantar con sus fondos los descuentos anunciados. No obstante, con repunte discrecionales como los que vemos, semeja que ciertas se están adelantando a recobrar esos cinco céntimos que, al final, saldrían del bolsillo del consumidor.

Los economistas, contra la subida de impuestos de Sánchez y en favor del plan de Ayuso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *