Una hembra alfa se impone en una manada de prácticamente setecientos simios en el país nipón

En el planeta animal, sobre todo entre los mamíferos, los machos son los que acostumbran a aceptar el rol de liderazgo de las manadas, mientras que las hembras se encargan de nutrir y cuidar de los más pequeños.

Ahora, por vez primera en setenta años, la reserva natural de monos de la isla nipona de Kyushu ha sido testigo del levantamiento de una hembra alfa.

La hembra, Yakei, de nueve años de edad, se transformó en alfa tras derrotar a su madre en una riña en el Jardín Zoológico Natural Takasakiyama en la urbe de Oita en el mes de abril y más tarde hacer lo propio con el alfa Sanchu de treinta y uno años de edad, que previamente lideró la tropa a lo largo de 5 años.

Para confirmar que Yakei era ciertamente la hembra alfa de la manada de seiscientos setenta monos, dejaron un montón de cacahuetes a fin de que los animales los cogiesen. Yakei fue la primera en comerse el maní, lo que confirmó que ocupaba el primer sitio en la tropa sobre machos y hembras. Además de esto, conforme aseveran los cuidadores, Yakei pasea con la cola levantada, algo infrecuente para las hembras, una muestra más de su situación.

La reserva natural se estableció para estos monos a inicios de la década de mil novecientos cincuenta y es el hogar de más o menos mil quinientos monos, que se dividen en 2 conjuntos o bien manadas. Estos animales son beligerantes, con lo que siempre y en toda circunstancia se aconseja a los turistas o bien visitantes que se aproximen a esta reserva que no sostengan contacto visual con los simios, en tanto que consideran este ademán como un reto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *