Una etiqueta puede advertir la polución de la leche

Una etiqueta impresa en el envase deja advertir la polución bacteriana en los productos lácteos

Estudiosos de la Universidad McMaster, en Canadá, han desarrollado un sistema para advertir la polución bacteriana en los productos lácteos mucho ya antes de llegar a consumirlos usando un parche impreso. De este modo, productores, envasadores y minoristas van a poder observar si los productos lácteos se han deteriorado sencillamente leyendo la etiqueta del envase.

Conforme los estudiosos, esta etiqueta puede amoldarse para advertir los patógenos alimenticios más frecuentes. Asimismo se espera que sea eficiente con otros comestibles y bebidas, reduciendo el desperdicio de comestibles.

El creador del artículo, Tohid Didar, explicó que la leche es afín a la sangre, en tanto que puede encubrir la presencia de patógenos y hace bastante difícil hallarlos.  Este procedimiento marcha aislando trazas de bacterias infecciosas en los productos lácteos, algo que hasta el momento había sido muy complicado de manejar a nivel técnico.

El parche al que se pegan las bacterias

La prueba consiste en imprimir la superficie interna de un recipiente con un parche soso y capaz para comestibles que repele todo menos los organismos objetivo. Un biosensor activa un cambio en el parche cuando se advierten dichos organismos.

Los autores de la investigación sembraron leche entera con Escherichia coli (Y también. coli) para probar que la tecnología puede advertir aun trazas de la bacteria. Además de esto, trabajan con Toyota Tsusho Canada, Inc., una subsidiaria indirecta de Toyota Tsusho Corporation en el país nipón, para desarrollar y comercializar un prototipo funcional.

El presidente de Ingeniería Química de McMaster, Carlos Filipe, afirmó que escogieron la leche como demostración de la tecnología por el hecho de que es muy desafiante. Saber que esta tecnología marcha con algo tan complejo quiere decir que puede servir con otras formas de productos alimentarios envasados, como sopa envasada o bien atún.

Parches diferentes para diferentes patógenos

Otro de los autores de este estudio, Yingfu Li, aseveró que, tras la eficiencia probada, la tecnología de detección se puede aplicar sencillamente a otros patógenos trasmitidos por los comestibles, como la listeria, que contamina a los comestibles crudos, el queso y los embutidos, y el clostridium, que causa el botulismo y el ténanos.

Puede imprimirse un parche de prueba para múltiples patógenos o bien incorporarlo en muchas formas de bultos como cartones, tinas de plástico, bolsas de leche y botellas. De esta manera lo leeríamos con nuestros ojos o bien con un escáner, sin precisar abrir el envase.

¿Vamos a poder tener en casa esta clase de escáner? Por el momento, el propósito en un corto plazo es poner la tecnología a predisposición de los fabricantes, distribuidores y minoristas. Si prospera, asimismo los usuarios podríamos emplearlos para contrastar los comestibles ya antes de consumirlos.

REFERENCIA

LISzyme Biosensors: DNAzymes Embedded in an Anti-biofouling Platform for Hands-free Real-Time Detection of Bacterial Contamination in Milk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *