TS acredita que los MIR puedan ser incluidos en los servicios mínimos de las huelgas

Una sentencia del Tribunal Supremo (TS) establece que los Médicos Internos Residentes (MIR) pueden ser incluidos en los servicios mínimos que deban establecerse en las huelgas de personal sanitario que se convoquen en el centro hospitalario al que estén vinculados contractualmente.

Lo apunta la sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo del TS, que ha desechado de esta manera un recurso de casación interpuesto por el Sindicato Médico de Navarra contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), que declaró que la Administración no había vulnerado el derecho a la huelga de los MIR al incluirles en los servicios mínimos establecidos con ocasión de una huelga convocada el tres de mayo de dos mil diecinueve.

Conforme traslada el TSJN en una nota, apunta Efe, la sentencia recurrida, que anuló la dictada por un juzgado, comprendió que excluirles de los servicios mínimos ocasionaba múltiples inconvenientes organizativos, en tanto que no eran estudiantes en capacitación, sino estaban integrados en la actividad asistencial a través de un contrato de trabajo y que, aunque actuaban adecuadamente supervisados y tutelados, aceptaban la responsabilidad que les correspondía.

La sala confirma este criterio y fundamenta su resolución en las disposiciones legales y normativas, como la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias y el R. D. 1146/2006 que regulan la relación laboral singular de vivienda para la capacitación de especialistas en Ciencias de la Salud.

Estas, conforme explica, dejan meridianamente claro que los médicos internos residentes son trabajadores en capacitación que participan en la actividad propia de los centros sanitarios, tanto en la ordinaria como en las emergencias.

Esto quiere decir que los centros a los que están vinculados laboralmente «cuentan a efectos de prestar la asistencia sanitaria con la participación de los médicos internos residentes y que, en consecuencia, en el caso de huelga -a la que, cuando trabajadores tienen derecho con arreglo al artículo doscientos ochenta y dos de la Constitución- se tienen que ver perjudicados por los servicios mínimos que se establezcan para conservar los niveles imprescindibles».

«No puede pasarse por alto que la propia Constitución limita el ejercicio de este derecho esencial, cuando incide en los servicios esenciales», resalta el tribunal.

Asevera en su sentencia, con comunicación del juez Pablo Lucas, que en frente de ello no puede predominar el razonamiento de la recurrente que pone el acento en la finalidad formativa de la relación laboral y en que exactamente la misma no tiene carácter esencial con lo que no estaría justificado someter a servicios mínimos a los médicos residentes.

La Sala concluye que, «sin ignorar que la capacitación especializada es la razón de ser de su relación laboral singular, no lo es menos que son trabajadores temporales de los centros pertinentes, de forma que esta condición, incluso inseparable de los fines formativos, debe predominar a los efectos de lo que ahora se discute exactamente pues la actividad de los centros que los contratan descansa asimismo en el trabajo que realizan».

Todo sobre el examen para el MIR dos mil veintidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *