Toma café ya antes del ejercicio para abrasar más grasa

Los científicos de la Universidad de Granada han podido revisar que la cafeína aumenta la oxidación de las grasas a lo largo del ejercicio aeróbico

La cafeína no solo es la droga que toma el noventa por ciento de la población de España cada mañana para estar más alarma, además de esto, es un suplemento deportivo. Por sobre los trescientos mg al día (el equivalente a 5 cafés cargados), la cafeína hace que nuestro cuerpo pueda utilizar más grasa como comburente y en consecuencia, que tengamos más capacidad aeróbica, esto es, lo que llamamos «fondo».

Lo que no estaba tan claro es qué sucede cuando se toman dosis más bajas, los efectos se sostienen, y si influye el que tomemos la cafeína por la mañana o bien por la tarde. Esta es el interrogante que han contestado los científicos del Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada (UGR) en una investigación publicado en Journal of the International Society of Sports Nutrition.

El experimento se efectuó con quince hombres con una edad media de treinta y dos años. Los participantes debían llenar 4 pruebas de esmero con intervalos de 7 días entre ellas. A un conjunto se les dio tres mg de cafeína por kilogramo de peso anatómico, el equivalente a un solo café fuerte.

Un conjunto recibió la cafeína a las 8 de la mañana y otro a las 5 de la tarde, al paso que el conjunto de control no recibió cafeína sino más bien un placebo. Los estudiosos se cercioraron de que no influyeran otras variables  como las horas trascurridas desde la última comida, el ejercicio efectuado o bien el consumo de otros estimulantes.

Abrasar más grasa a cualquier hora

Los resultados han probado que la cafeína ingerida media hora ya antes del ejercicio aeróbico aumenta el ritmo de quema de grasas en un once por ciento . Asimismo verificaron que si el ejercicio se efectúa por la tarde, los efectos de la cafeína son un tanto más marcados que por la mañana (un trece por ciento ), si bien la diferencia no es significativa.

En el experimento se confirmó algo que se conocía, y es que tanto la oxidación de grasas como la capacidad aeróbica son un tanto más bajas por la mañana que por la tarde, a igualdad de horas de ayuno. Esta distinción es esencial, pues cuando adiestramos en ayunas aumenta asimismo la oxidación de grasas por el hecho de que hay menos glucógeno libre.

Resumiendo, si deseas abrasar un tanto más de grasa haciendo ejercicio aeróbico, puedes tomar un café a las 5 de la tarde y media hora después ir a trotar. No obstante, ten presente que esta forma de abrasar grasa es poquísimo eficaz equiparada con supervisar la dieta y hacer ejercicios de alta intensidad que aumenten tu metabolismo y te dejen abrasar más grasa todo el día.

REFERENCIA

Caffeine increases maximal fat oxidation during a graded exercise test: is there a diurnal variation?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *