Tips de decoración

¿Cómo crear un hogar acogedor?

El otro día mientras saciaba mi dosis diaria de Instagram y Pinterest no pude evitar fijarme en la bonita decoración de las casas, surgiéndome, inevitablemente, ese recurrente suspiro que seguramente a todas nos atormenta… quién pudiera vivir en una casa así.

Todos tenemos presente nuestra casa soñada, porque, al fin y al cabo, soñar es gratis; sin embargo, ¿por qué no hacer los sueños realidad? Muchas veces no se trata de encontrar el apartamento de Carrie Bradshaw o la mansión de Blair Waldorf, sino de tomar lo que ya se tiene y darle forma en base al estilo que mejor te define.

Bajo esta idea, decidí ponerme manos a la obra y rebuscar entre mis blogs favoritos de decoración, a los que también me gusta llamar essentials, llegando finalmente a una conclusión: tengo el secreto definitivo para lograr una casa chic y acogedora.

Transformar un hogar aprovechando lo que ya se tiene

No soy persona de dar muchos rodeos y, por eso, siempre he buscado que mi hogar sea un pequeño santuario atemporal en el que los básicos permanezcan  en su lugar por antonomasia y sean los detalles los que vayan renovándose.

Bajo este enfoque, voy a dividir esta pequeña guía decorativa en 4 tips principales, de modo que sea más lógica de seguir. Dicho esto, ¿estás preparada? ¡Pues toma nota!

Tip número uno: pared y suelos

Da igual si se trata de una pared lisa o de gotelé, el truco infalible es tirar siempre de colores claros, ya que aportarán una mayor amplitud y contrastarán mejor con el suelo, que a ser posible debería ir también en tonos claros y medios, se trate de madera, mármol, baldosas de cerámica o cualquier otro material.

La explicación para esta cruzada por los tonos claros es sencillamente que pared y suelos conforman nuestro lienzo en blanco y, por tanto, trabajaremos siempre sobre ellos para dar un toque de glamour al hogar.

Admito que hasta hace unos años siempre fui partidaria de las paredes en vainilla, porque rehusaba de la frialdad del blanco y el gris, pero un día, consultando el catálogo de la tienda de muebles online de Mubeko, me di cuenta de que mis temores eran infundados y precisamente los tonos fríos con la iluminación y gama de muebles adecuadas lucían muchísimo más.

Tip número dos: muebles básicos

La frase de menos es más no se aplica exclusivamente al minimalismo puro, de hecho, debería ser una filosofía de vida.

No te voy a decir que sofá, armario, mesa o sillas comprar, pero lo que sí te diré es que guardes siempre una coherencia entre todos ellos. No vale que alrededor de una mesa de comedor pongas una silla de madera, otra de mimbre y una plegable de metal, porque mancillaría la estética, pues lo mismo ocurre con la decoración integral de un hogar.

Guardar una armonía no es cuestión de calcar un catálogo de decoración, sino de establecer un equilibrio de formas y colores en cada una de las habitaciones de la casa. Algunas de las casas más bonitas que he visto combinaban muebles DIY con productos nuevos, como sería el caso de una mesa hecha con palets y, para dar sofisticación, un sofá olden de primera mano.

Sea cual sea el estilo que te guste sé fiel a él y no introduzcas parches. Yo lo tengo claro y, por eso, prefiero quedarme en los básicos de líneas rectas con tonos crudos y darles vida con pequeños elementos que aporten un contraste fuerte.

Tomando como ejemplo el hogar de Laura Fulmine se puede ver perfectamente esta idea, en la que el lienzo en blanco es coloreado con una gama de colores fuerte y sobria, provocando ese efecto 3D fruto de la combinación de formas y texturas.

Tip número tres: detalles

Llegamos a mi parte favorita, los elementos distintivos, que son al fin y al cabo los que dejan entrever tu personalidad.

Alfombras, jarrones, cuadros… todo vale. El truco está en elegir un color llamativo que te guste y sacarle partido a su gama cromática. En mi caso, soy una gran fan del color aguamarina, así que no me lo pienso dos veces e incluyo tonalidades como el esmeralda, el turquesa o el gris grafito.

Luanna, una de las influencers más conocidas del momento, opta por romper la monotonía de colores blancos mediante la madera en tonalidad media y los verdes, que, como se puede observar, están estratégicamente dispuestos, pero sin perder el estilo urbano mediante accesorios metálicos.

Tip número cuatro: plantas

Antes de que pongas el grito en el cielo, te recuerdo que la excusa de que no tienes tiempo no vale, porque hasta un cactus puede ser el elemento más aesthetic del mundo si sabes dónde y cómo colocarlo.

Colocar plantas de interior bien distribuidas por tu hogar dará ese toque de vida y alegría que tanto se necesita. Y si te va el rollo el rollo blogger, no dudes apuntarte a la tendencia de los ramos de flores para coronar la mesa del comedor, son ideales.

Lograr el hogar soñado

Disponer el hogar con el que siempre se soñó no requiere, necesariamente, un esfuerzo hercúleo. Con creatividad e ilusión todo es posible.

Atrás quedaron los tiempos de ir en busca de una casa ideal y posteriormente recorrer todas las tiendas de muebles de la ciudad para conseguir la decoración perfecta. Con las facilidades que hay en la actualidad es, incluso, posible sembrar un huerto urbano en la terraza.

Las posibilidades son infinitas y todo depende del gusto de cada persona. La experiencia muestra, aun así, que elegir elementos con colores claros y texturas lisas permite una mayor adaptación a largo plazo. Es preferible elegir un sillón en colores crudos y colocarlo frente a una pared más oscura, que decantarse por un sillón de tonos y texturas dispares que en un momento clave no van a ser afines a un cambio de decoración. Ante este sinfín de alternativas, sólo queda comenzar a consultar catálogos y diseñar la casa soñada, porque como has podido observar, los sueños ya sí se hacen realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *