La terapia psicológica es vital en casos de estrés postraumático y TOC

Los trastornos graves, como el de estrés postraumático o el obsesivo compulsivo, requieren de un cuidadoso y profundo tratamiento psicológico para ser resueltos. Estrategias como la terapia humanista o el EMDR son esenciales para comenzar y avanzar en el proceso de recuperación, logrando la tan ansiada paz y tranquilidad mental.

La terapia psicológica es una herramienta indispensable para superar los traumas emocionales que nos aquejan. Los obstáculos en la vida son algo normal, una característica definitoria del ser humano y se presentan en todas las etapas de la vida, pero cuando los traumas impiden el funcionamiento común en la vida diaria, resulta necesaria la ayuda de un profesional en psicología que pueda restablecer los patrones de comportamiento positivos y correctos.

Un buen psicólogo es capaz de tratar problemas como el trastorno de estrés postraumático o el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), dos patologías que afectan enormemente al bienestar de quien los sufre y también su entorno. Mediante tratamientos innovadores, como la terapia psicológica humanista o la terapia EMDR, es posible obtener resultados positivos para cada paciente, permitiéndoles recuperar la calidad de vida perdida.

Es necesario que todos los tratamientos sean llevados a cabo por un psicólogo certificado y debidamente colegiado, para de esta forma, procurar la alta calidad de la terapia y su efectividad. Se recomienda acudir a clínicas especializadas en psicología, que sean reconocidas y recomendadas en la localidad, para así finalmente ser tratado por un profesional experimentado y conseguir la recuperación.

El EMDR en la terapia para estrés postraumático

El estrés postraumático es una afección que se desarrolla después de vivir un evento extremadamente traumático, como puede ser un accidente en la carretera, una agresión sexual, un desastre natural, un robo a mano armada, un secuestro, entre otros. Algunos síntomas que provoca este trastorno son las pesadillas, una angustia inmensa, situaciones en las que la persona siente que “revive” el evento y cambios negativos en el estado de ánimo.

El tratamiento estrés postraumático Madrid debe comenzar a realizarse apenas se detecte la patología. Es normal que los síntomas mencionados se presenten en cierta medida después del evento traumático, pero si pasan los meses (o años) y solamente empeoran, se debe acudir al psicólogo urgentemente para comenzar a aplicar el tratamiento adecuado para el caso específico.

Los tratamientos más comunes para el trastorno de estrés postraumático son la terapia cognitivo conductual, la terapia humanista, la medicación psiquiátrica, la terapia psicodinámica, entre otras. La terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR) es un procedimiento novedoso, pero que ha proporcionado resultados bastante eficientes. 

Un psicólogo EMDR Madrid realizará un tratamiento que procesa la estimulación bilateral del cerebro, mediante una serie de movimientos oculares rápidos y repetitivos que ayudan a reducir la intensidad de las emociones traumáticas. Esta forma de psicoterapia es única, y ha demostrado ser especialmente útil en los tratamientos para el trastorno de estrés postraumático, logrando una efectiva recuperación de los pacientes.

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo es otra condición psicológica extremadamente común, y se desarrolla debido a factores genéticos, ambientales y biológicos. Representan pensamientos y miedos no deseados constantes. Las obsesiones, que ocurren repetidamente y producen comportamientos negativos, generan compulsiones. Todo esto causa una gran angustia emocional en el paciente, impidiendo su funcionamiento normal diario.

Algunas obsesiones comunes son el miedo a los gérmenes, los pensamientos agresivos o la necesidad de tener un perfecto orden. Las compulsiones relacionadas a estas obsesiones, entonces, serían el constante lavado de manos, atacar a los demás u ordenar los objetos de la casa todos los días. Afortunadamente, estas situaciones son reparables con terapia.

El tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo TOC se enfoca en el control de los síntomas, para que no controlen la vida diaria del paciente. La intensidad y duración de la terapia varía enormemente dependiendo de la gravedad del caso, así como también varía el tipo de técnicas terapéuticas utilizadas. En algunos casos, incluso, se refiere al psiquiatra para obtener un apoyo farmacológico en la terapia.

En el caso del psicólogo, su tarea es aplicar terapias como la cognitivo conductual, la cual se basa en el habla. Para los casos de trastorno obsesivo compulsivo, lo que se suele hacer es exponer al paciente de forma controlada a su miedo u obsesión, y enseñarle las técnicas para resistir la caída en compulsiones. Claro está, todo debe ser realizado por un profesional capacitado en este tipo de entrenamiento.

Los beneficios de la terapia psicológica humanista

En la psicología hay diversas formas de llevar a cabo un proceso terapéutico. Hay varias corrientes que se pueden aplicar, cada una con sus ventajas y diferencias, por lo que es importante conocer la formación del profesional para recibir una terapia que se ajuste a nuestros deseos y necesidades. Una corriente muy aplicada últimamente es la del humanismo, pues es muy efectiva para sanar a los pacientes.

La terapia de un psicologo humanista Madrid toma al paciente como un todo, como una persona con aspectos cognitivos, emocionales y corporales que se unen y se deben trabajar en conjunto para lograr la sanación de las heridas. Desde esta perspectiva, el paciente es el principal actor del proceso terapéutico y es quien debe poner el principal esfuerzo para recuperarse.

Sin embargo, el papel del psicólogo sigue siendo esencial como guía, quien entrega las técnicas experienciales y creativas que necesita la persona para poder conseguir su autorrealización. Se enfoca más en lo positivo, en las fortalezas de las personas, en lo necesario para expandir su desarrollo y crecimiento personal, lo cual es clave para deshacerse de cualquier tipo de trastorno psicológico.Las terapias de tipo humanista pueden combinarse con otros procedimientos, como la terapia EMDR, para obtener los mejores resultados a la hora de tratar trastornos de estrés postraumático o trastornos obsesivos compulsivos. Todo depende de la gravedad del problema, y de la historia de vida del paciente. Es tarea del psicólogo armar el plan de intervención adecuado para el caso, teniendo en cuenta las particularidades de la persona y los síntomas que tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *