seis factores a tomar en consideración en el momento de adquirir una residencia

Pese a la crisis ocasionada por el Covid-diecinueve, el mercado inmobiliario prosigue marchando. Adquirir una nueva residencia o vender pisos es una práctica que no para. Es posible que lo haga a mayor o bien menor ritmo, mas al final el mercado prosigue en movimiento. El día de hoy nuestra publicación va a estar centrada en el caso de la adquisición de residencias, en tanto que deseamos destacar ciertas cosas que es preciso tomar en consideración cuando decidimos dar este paso a fin de que la adquisición de la casa de tus sueños no se transforme en una pesadilla.

Ubicación: ¿centro o bien periferia?

Escoger la localización de la residencia es uno de los aspectos más esenciales, más si buscas en una enorme urbe. Su localización afectará al coste final, siendo más costoso cuanto más cerca del centro está. Un claro ejemplo lo tenemos en el caso de adquirir residencias Barna o bien la capital española, donde la diferencia de costos puede ser substancial.

La elección va a depender de muchos factores. En el caso de una familia, es esencial que tenga servicios sanitarios, institutos y comercios cerca, al paso que si se trata de una pareja joven, la elección podría depender de otros factores.

Calcula tu presupuesto

Otro aspecto esencial es conocer el presupuesto mensual que puedes destinar a la adquisición de la residencia. Todo va a depender del dinero que entre en casa y de los gastos que tengamos. Los especialistas aconsejan no destinar más del treinta por ciento de los ingresos mensuales a abonar la letra de la hipoteca.

Asimismo es esencial saber que es preciso tomar en consideración que los bancos no siempre y en todo momento dan el cien por ciento de la hipoteca, con lo que deberemos tener algo de dinero ahorrado para hacer en frente de esa diferencia y para abonar los gastos que acarrea la adquisición.

Residencia nueva o bien utilizada

Esta es una de las grandes dudas de aquellos que procuran una residencia. Al mundo entero le agradaría comprarse una residencia nueva, mas no siempre y en todo momento es posible por los motivos que sea. Sí que es esencial saber que los impuestos a abonar son diferentes en estos casos. Si la residencia es nueva vamos a deber abonar el Impuesto sobre el Valor Añadido, al tiempo que si es de segunda mano, lo que se paga es el Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP), que acostumbra a ser menor que el Impuesto sobre el Valor Añadido a abonar, si bien va a depender de cada Comunidad Autónoma.

Si se trata de una residencia utilizada, hay que pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad para contrastar quién es el dueño y si la casa está libre de cargas o bien tiene algún embargo.

Estado de la residencia

Esto es fundamental caso de que se trate de una residencia de segunda mano. Es preciso revisar el estado físico de exactamente la misma, como determinar si hay inconvenientes de instalaciones, así sea de fontanería o bien electricidad. Caso de que la casa o bien piso tenga desperfectos, va a ser preciso efectuar labores de reformas, lo que va a suponer un desembolso mayor.

En el caso de las residencias nuevas, asimismo va a ser preciso repasar que todo está adecuado y en caso de que no sea de esta forma, comentarlo con el promotor a fin de que solvente todos y cada uno de los inconvenientes ya antes de firmar nada.

Indispensables de la residencia

Ya antes de comenzar la busca, es muy aconsejable hacer una lista con las cosas indispensables que debería tener. Acá entra el tamaño, número de habitaciones, baños, vestidor, cocheras y demás cosas. En caso de que se trate de una urbanización, asimismo podéis tener en consideración si hay jardín, piscina o bien gimnasio. Claro está, cuanta más cosas, más elevado va a ser el costo.

Documentación precisa

Para finalizar, es esencial conocer una parte de la documentación que se nos solicitará para la adquisición de la residencia. Esta documentación podría cambiar en dependencia de si se trata de una residencia nueva o bien de segunda mano.

Residencia de segunda mano

La documentación precisa sería la siguiente:

  • La escritura de la residencia.
  • El último recibo del IBI.
  • Un certificado de la comunidad de dueños (para saber que no tiene deudas).
  • La nota simple del Registro de la propiedad.
  • El certificado energético.

Residencia nueva

En este otro caso, la documentación sería la siguiente:

  • La información del promotor.
  • Los planos y memoria de calidades de la residencia.
  • La inscripción en el Registro de la propiedad.
  • El documento con el costo y forma de pago.

Aparte de todo cuanto hemos visto durante nuestra publicación, ¿qué otras cosas creéis que es esencial tener en consideración en este proceso de adquiere de residencia? Animaros y compartir con todos vuestros comentarios. ¡Os estamos aguardando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *