riders

«riders» de Deliveroo son trabajadores y no autónomos –

El Tribunal Superior de Justicia de la villa de Madrid (TSJM) ha dictado que los quinientos treinta y dos ‘riders’ de Deliveroo tienen una relación laboral y no son distribuidores de un servicio

El Tribunal Superior de Justicia de la capital española (TSJM) ha determinado que los quinientos treinta y dos ‘riders’ de la compañía de reparto a domicilio Deliveroo son trabajadores sujetos a una relación laboral con la compañía en la prestan sus servicios y no autónomos, como mantiene la compañía.

De este modo consta en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que se desechan los recursos de suplicación elaborados por Roofoods Spain sociedad limitada en frente de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número diecinueve de la villa de Madrid de julio de dos mil diecinueve, que concluyó que los repartidores eran trabajadores de la compañía.

El proceso fue comenzado por las actas de liquidación de la Inspección de Trabajo contra la relación de «falsos autónomos» que sostenía Delivero (Roofoods) con sus repartidores.

La sentencia recurrida señalaba que «en la prestación de servicios de los repartidores perjudicados por el proceso, a lo largo del periodo al que se refiere el acta de liquidación, predominaron las condiciones propias de la laboralidad, lo que conduce a la estimación de la demanda».

La resolución se generó fruto de la vista oral festejada el pasado mayo en relación con la demanda cursada por la Tesorería general de la Seguridad Social tras una acta de la Inspección de Trabajo, por la que se citó a más de quinientos repartidores de la zona que formaban una parte de la compañía.

El informe de Inspección de Trabajo determinaba que estos repartidores estaban bajo una «falsa apariencia» de autónomos por cuenta propia para «encubrir» una relación laboral ordinaria con la compañía ‘Deliveroo’.

Ahora, los jueces del TSJM apuntan que «la calificación de las relaciones jurídicas como por cuenta propia o bien por cuenta extraña es materia de orden público, no sosten a la libre autonomía de las partes, de forma que, cuando en una relación jurídica concurren materialmente las notas propias de la laboralidad, esta debe considerarse una relación por cuenta extraña, si bien las partes la hayan calificado formalmente de otro modo».

«Máxime cuando en tal adecuada catalogación jurídica no concurre solo un interés privado de las partes, sino más bien asimismo un interés público
que viene dado por el debido encuadramiento en el sistema de la Seguridad Social y con relación a las cotizaciones y posibilidades de tal sistema, como en materia de desempleo, Fondo de Garantía Salarial», señalan.

Por su lado, la firma aseguró en su día sobre la sentencia del Juzgado de lo Social número diecinueve de la capital de España que coopera «con ‘riders’ autónomos», en tanto que esta modalidad les deja tener la «flexibilidad y el control que desean».

«Como autónomos, los ‘riders’ pueden escoger si desean trabajar o bien no, como en qué momento, cuánto y con qué compañía hacerlo», defendía Deliveroo para abogar por una reforma legal que deje a las compañías ofrecer a los ‘riders’ «más seguridad, sin poner en riesgo la flexibilidad». «Esto es por consiguiente lo que todos debemos intentar ofrecerles», arguyó.

Deliveroo asimismo reparte comida en el mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *