Redujeron un veintiuno por ciento el número de las ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes

En suma, hubo cinco mil ciento setenta y siete ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes en dos mil diecinueve, encadenando una quinta parte año a la baja, conforme las cantidades presentadas por el Instituto Nacional de Estadística

El número de ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes se situó en cinco mil ciento setenta y siete en dos mil diecinueve, cifra un veintiuno,8 por ciento inferior a la de dos mil dieciocho, conforme la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este viernes por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

Así, las ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes encadenan 5 años de retrocesos una vez que en dos mil dieciocho, dos mil diecisiete, dos mil dieciseis y dos mil quince bajaran un cuarenta con siete por ciento , un cuarenta y ocho con tres por ciento , un treinta,3 por ciento y un doce con seis por ciento , respectivamente.

Solo en el cuarto trimestre de dos mil diecinueve se registraron mil trescientos ochenta ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes, un cuarenta y 5 con siete por ciento más que en el trimestre precedente, mas un doce con tres por ciento menos que en el cuarto trimestre de dos mil dieciocho.

El principal objetivo de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas y también anotadas en los Registros de la Propiedad a lo largo del trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas y cada una de las ejecuciones de hipoteca acaban con el lanzamiento (desahucio) de sus dueños.

En dos mil diecinueve se comenzaron cincuenta y seis y trescientos cuarenta y nueve ejecuciones hipotecarias, un dos con nueve por ciento más que en dos mil dieciocho. De ellas, cincuenta y tres y quinientos setenta y dos afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las residencias) y dos mil setecientos setenta y siete a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas aumentaron un dos con ocho por ciento con relación a dos mil dieciocho. En las fincas urbanas, veintisiete y cincuenta y cinco ejecuciones correspondieron a residencias, un tres con uno por ciento más, y de ellas siete mil ciento veintinueve eran ejecuciones sobre residencias de personas físicas, cifra un veintiuno,1 por ciento inferior a la de dos mil dieciocho.

Por su lado, las ejecuciones hipotecarias sobre residencias de personas júridicas se acrecentaron un quince con ocho por ciento en el año, hasta las diecinueve y novecientos veintiseis, al paso que las efectuadas sobre solares cayeron un 0,7 por ciento y totalizaron tres mil trescientos treinta y cuatro.

Del total de ejecuciones hipotecarias sobre residencias registradas el año pasado, veinte y setecientos quince afectaron a residencias utilizadas, con un descenso anual del 1 por ciento . Por el contrario, las ejecuciones sobre residencias nuevas aumentaron un diecinueve con tres por ciento , hasta sumar seis mil trescientos cuarenta.

La estadística revela además de esto que el veintitres con nueve por ciento de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre residencias en dos mil diecinueve corresponde a hipotecas constituidas en dos mil siete, el dieciseis con dos por ciento a hipotecas subscritas en dos mil ocho y el trece con tres por ciento a hipotecas firmadas en dos mil seis. Ampliando un tanto más el fantasma, a los años dos mil cinco-dos mil ocho, se consigue que este periodo concentra el sesenta con tres por ciento de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el año pasado.

CATALUÑA LIDERA LAS EJECUCIONES SOBRE VIVIENDAS

Por comunidades autónomas, Cataluña lideró las ejecuciones sobre residencias el año pasado, con un total de cinco mil setecientos cincuenta y siete, seguida de Andalucía (cinco mil seiscientos ochenta y uno) y Comunidad Valenciana (cinco mil trescientos cincuenta y seis). En el lado opuesto se ubicaron País Vasco (ochenta y uno), Navarra (cincuenta y cuatro) y La Rioja (ciento cuarenta y tres).

Sobre el total de fincas, Cataluña asimismo encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con doce y ciento treinta y uno, seguida de Comunidad Valenciana (once y seiscientos cuarenta y cuatro) y Andalucía (nueve mil ochocientos treinta y cuatro).

Las ejecuciones hipotecarias sobre residencias frecuentes caen un treinta por ciento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *