Reconstruyen en 3D la tráquea de un pequeño de 7 años ya antes de operarle

Reconstruir por entero en 3D la tráquea de un pequeño de siete años dejó ensayar la anestesia anterior a una intervención quirúrgica de alto peligro

Un equipo de anestesistas del Centro Médico Tel Aviv Sourasky, Israel, está usando tecnología en 3D para poder ensayar la mejor anestesia en pacientes de alto peligro ya antes de una operación. Lo han llevado a cabo en operaciones de veinte pacientes, incluidos un embrión de treinta y cinco semanas que requirió cesárea y un pequeño de 7 años.  La reconstrucción en 3D de una tráquea, por poner un ejemplo, y emplear técnicas de realidad virtual, deja a los anestesiólogos saber precisamente a qué se encaran, y poder ensayar ya antes de la operación para establecer un plan adaptado.

El pequeño de 7 años que pudo proseguirse respirando

Uno de los casos más sorprendentes fue el de un pequeño de 7 años con sarcoma de Ewing (un cáncer de huesos y tejidos blandos) que requirió una operación para extraer una parte de su pulmón derecho. A los anestesiólogos les preocupaba que los cilindros y dispositivos estándar empleados para operaciones pulmonares en pacientes mayores pudiesen no ser apropiados.

Las tomografías computarizadas se emplearon para crear un programa de realidad virtual de sus vías respiratorias y pulmones, y un modelo de plástico impreso en 3D preciso a fin de que pudiesen elaborar un plan adaptado de las vías respiratorias y familiarizarse con la anatomía de las vías respiratorias del paciente. El plan final fue diferente al plan desarrollado usando técnicas de imagen estándar. Esto redujo el número de intentos de aislamiento pulmonar que de otra forma se hubiesen efectuado en la paciente, y se recobró bien.

Modelo impreso en 3D de las vías respiratorias de un paciente de 7 años y medio. Fuente: Ruth Shaylor

Shaylor afirmó que la técnica que llevan probando desde hace un par de años muestra que con un plan concreto incorporado dismuyen las pruebas y fallos. Además de esto, los anestesiólogos implicados en estos casos notificaron de que tenían menos agobio. Asimismo descubrieron que compartir estos modelos con los pacientes les dio una entendimiento más profunda de su próxima cirugía y asistió a progresar la comunicación. El equipo espera que la impresión 3D se implemente en estos casos, en tanto que aún no se emplea para la planificación preoperatoria del paciente con anestesia.

La realidad virtual y la impresión 3D pueden prosperar la atención del paciente y reducir el agobio del anestesiólogo, puesto que le dejan practicar el procedimiento ya antes de la operación, conforme ha comprobado una nueva investigación presentada en Euroanaesthesia, la asamblea anual de la Sociedad Europea de Anestesiología y Cuidados Intensivos (ESAIC).

La mayor parte de los casos del estudio entendía a pequeños que precisaban cirugía pulmonar, si bien esta tecnología asimismo se usó para diseñar planes adaptados para pacientes a quienes hace falta extraer grandes masas de tejido en el tórax que comprimen el corazón y los pulmones, llamadas masas mediastínicas. Las masas mediastínicas están formadas por tumores, sacos llenos de fluido (quistes) y otras anomalías en los órganos del mediastino, la una parte del tórax que contiene el corazón, la glándula del timo, ciertos ganglios linfáticos y una parte del esófago, la aorta, las glándulas tiroides, y paratiroides.

La autora primordial del artículo, Ruth Shaylor, explicó que a través de escaneos de imágenes, el equipo pudo imprimir modelos de alta precisión de las vías respiratorias del paciente para planear sus procedimientos. Esto es esencial en los pequeños por el hecho de que son más pequeños, y asimismo lo es el margen de fallo de los médicos. Poder ver, mantener y girar una réplica precisa de las vías respiratorias de un paciente, deja visualizarlos con una claridad y precisión que un escáner plano no puede suministrar.

Un modelo impreso 3D en treinta minutos

En dos mil diecinueve, el departamento de anestesia del Centro Médico Tel Aviv empezó a emplear la impresión 3D y el modelado de realidad virtual para valorar de forma rutinaria a los pacientes ya antes de la cirugía. Por servirnos de un ejemplo, pequeños que requerían ventilación de un pulmón, la cirugía podría efectuarse en el otro pulmón. El día de hoy se puede escanear un modelo 3D de la zona a operar del paciente en treinta minutos, y contar con de una copia impresa en 3D en 3 o bien 4 horas.

Para examinar las ventajas de estas tecnologías para el manejo anestésico, Shaylor y su equipo examinaron a los veinte pacientes que iban a participar en el modelado 3D entre julio de dos mil diecinueve y julio de dos mil veintiuno. Por lo general, la impresión 3D se usó para casos de vías respiratorias en quince pacientes y con realidad virtual para casos grandes de masas mediastínicas en 3 pacientes.

Los resultados mostraron que cuando se empleó la impresión 3D, el plan para las vías respiratorias funcionó en trece de los quince, esto es, un ochenta y siete por ciento de los pacientes. Hubo 2 casos en los que el plan del modelo fue más tradicional, puesto que el equipo usado era más grande que el modelo sugerido, y un caso en el que no se pudo hacer debido a escaneos de imágenes deficientes.

Tras comprobar las imágenes de realidad virtual, ninguno de los pacientes con masas mediastínicas debió someterse a procedimientos invasivos ya antes de ser anestesiados. Además de esto, no hubo informes de dificultades con anestesia en pacientes que probaron el modelado 3D.

REFERENCIA

The use of three-dimensional printing and virtual reality to develop a personalised airway plan in a siete.5-year-old child

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *