¿Qué es la Lengua del Trol?

La especial belleza del sitio hace que, pese a su bastante difícil acceso, no cesen las visitas de gente bien preparada y presta a pasear unas 4 horas en un ascenso aproximado de novecientos metros, proeza a efectuar, lógicamente, entre los meses de junio y septiembre, cuando la zona no se halla invadida por las nieves de la época fría.

Una vez efectuado este recorrido, en el que, a propósito, no vas a contar con cobertura en el móvil, la recompensa es la espectacularidad de la Lengua del Trol, como los barrancos y las cumbres siempre y en todo momento nevadas de más de mil quinientos metros de altitud que conforman el ambiente.

Es uno de esos lugares que, por su belleza y también inaccesibilidad, acostumbran a estar entre los objetivos de los más atrevidos coleccionistas de selfis y de vídeos estremecedores que procuran impresionar a conocidos y ignotos mediante las redes sociales. De este modo, hace unos años, específicamente en dos mil quince, se transformó en viral la escena de un inglés llamado Toby Segar dando una voltereta en el aire sobre la mismísima punta de la rocosa lengua. Mas no resulta nada aconsejable tomarse a la ligera el riesgo que supone subirse a la Lengua del Trol. Desgraciadamente, la aventura ha resultado fatal en ciertos casos, como el de una joven que cayó al vacío y murió en exactamente el mismo sitio y ese año cuando procuraba hacerse un selfi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *