Por qué razón parar de fumar te hace feliz

Bastantes personas no se atreven a parar de fumar por temor al agobio de la abstinencia, mas realmente ocurre justo del revés

Ya sabemos que parar de fumar es buenísimo para la salud, mas, ¿qué sucede con la cabeza? Una nueva revisión de artículos publicada en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas ha equiparado los resultados de ciento dos estudios sobre las consecuencias de parar de fumar buscando esta contestación.

El conjunto de trabajo dirigido por Gemma Taylor, de la Universidad de Bath, tras bucear en ese centenar de estudios, ha descubierto que la ansiedad y el agobio reducen cuando las personas dejan de fumar, toda vez que pasen sin tabaco cuando menos 6 semanas.

Sorprendentemente, lo mismo ocurre con las personas que padecen enfermedades mentales, cuyo consumo de tabaco se considera de manera frecuente como una automedicación, y donde existe el miedo de que el agobio de parar de fumar empeore los síntomas de su trastorno. No obstante, los niveles de agobio redujeron en todos y cada uno de los conjuntos.

Los miedos a las consecuencias sicológicas negativas de dejar el tabaco son seguramente inmotivados

Tampoco se confirmó la hipótesis de que la vida social pudiese empeorar a consecuencia de parar de fumar y que la soledad fuera más usual. La ganancia de bienestar mental no fue exageradamente grande, conforme Taylor, “dejar de fumar se asoció con mejoras entre pequeñas y moderadas en el estado de ánimo”.

No obstante, la gente acostumbra a parar de fumar, no por los efectos mentales, sino más bien por el temor a los efectos físicos. Muy frecuentemente las consecuencias sicológicas negativas de la abstinencia acostumbran a ser una razón para postergar el instante de dejar el tabaco. Estos miedos son, como muestra ahora la revisión, seguramente inmotivados.

En conjunto, los estudios revisados incluyen a más de ciento cincuenta personas, y esto deja medir efectos pequeños que pasan inadvertidos en una investigación individual. Conforme asevera Taylor, “lo más esencial es que no hay razón para temer que la salud de las personas con enfermedades mentales empeore si dejan de fumar».

REFERENCIA

Smoking cessation for improving mental health

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *