¿Por qué contratar un Administrador de Fincas profesional?

Administrar una comunidad de dueños puede llegar a transformarse en un trabajo agotador debido a todas y cada una de las labores que deben efectuarse. Y no tanto por la dificultad de exactamente las mismas, sino más bien pues son muchas, variadísimas y, en ciertos casos, precisan de conocimientos especializados que no siempre y en todo momento tenemos. Todo ello hace que se concluya dedicando demasiado tiempo.

Por eso, si bien muy frecuentemente se ve como un gasto, contratar un administrador de fincas es la mejor solución para gozar de una buena administración y un buen funcionamiento de la comunidad de vecinos. Y es que este género de profesionales se encargan de todo lo relacionado con las cuestiones de tipo legal, financieras y jurídicas de la finca de una forma considerablemente más perfecta y eficiente. Conocen a la perfección la normativa y pueden solucionar velozmente cualquier género de inconveniente.

Mas además de esto, merced a ello, se evitan muchos enfrentamientos, puesto que esta figura apuesta siempre y en toda circunstancia por la conciliación entre todas y cada una de las partes. Aun puede llegar a suponer un ahorro económico en la ejecución de obras, contratación de distribuidores, realización de trámites, etc.

cinco Motivos para contratar un administrador de fincas profesional

Existen múltiples motivos por los cuales es conveniente dejar la administración de la comunidad a cargo de profesionales especialistas en este terreno:

1. Administran la contabilidad

Una de las primordiales funciones de los administradores de fincas es la de planear y llevar la contabilidad de la comunidad, contando con los conocimientos precisos para poder supervisar los ingresos y gastos de la finca y efectuar una adecuada administración de ello. Incluyendo las reclamaciones a vecinos deudores y de interponer la demanda en el caso de que no resulte posible llegar a un pacto.

dos. Ofrecen asesoramiento legal

Muchos administradores de fincas están cualificados para ofrecer servicios de asesoramiento jurídico, lo que supone una gran calma para los vecinos, que saben que si brota cualquier inconveniente legal, van a estar apoyados.

tres. Están al tanto de la normativa en vigor

Generalmente, los administradores de fincas son personas con capacitación en Ciencias Jurídicas o Derecho, por lo que conocen con perfección el ordenamiento jurídico y saben a dónde deben recurrir en el caso de que brote cualquier inconveniente. Además de esto, en base al código deontológico, tienen la obligación de sostenerse al día de los posibles cambios legislativos.

cuatro. Administran el papeleo

Ya sea para pedir una subvención, solicitar presupuestos de reparación, pedir una licencia de obras o administrar los suministros de la finca, el administrador de fincas se encargará de todo.

cinco. Efectúan una tarea de mediación

Es muy normal que, algunas veces, se generen polémicas entre los vecinos de una comunidad. En estos casos los administradores de fincas actúan como intercesores, sabiendo de qué manera proceder para aliviar las aguas. Es más, ciertos profesionales son especialistas en Mediación Civil, lo que les deja solucionar inconvenientes intersubjetivos, aplicando conocimientos de derecho, negociación, sicología, PNL…

Si buscas un administrador de fincas cualificado, Urfintek es de las mejores opciones. Una compañía que cuenta con un espléndido equipo de profesionales expertos en la administración y el funcionamiento de las comunidades de vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *