¿Por qué ciertos árboles pierden las hojas en otoño e invierno?

Lo que ocurre, primeramente, es que cesa la producción de clorofila –el pigmento verde responsable de la fotosíntesis–. Las plantas empiezan a generar carotenoides y antocianinas, pigmentos de color amarillento a amarillento los primeros, y de colorado a púrpura los segundos, que cubren la hoja. Puesto que la clorofila se degrada de manera constante, las hojas pierden su coloración verde, y adquieren la tonalidad de los nuevos pigmentos, cuya función es resguardar los tejidos de la luz solar mientras que la planta rapta todos y cada uno de los nutrientes que puede.

Conforme la hoja pierde funciones, deja de generar una hormona clave, la auxina. Hasta ese momento, esta hormona fluye continuamente de la hoja cara la planta. El cese de ese flujo de auxina hace que las células que se hallan entre el tallo y el peciolo de la hoja, en la zona llamada capa de abscisión, empiecen a alargarse y secarse, hasta el momento en que el propio peso de la hoja rompe las paredes celulares de esta capa, y la hoja cae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *