Plástico en el mar: causas, consecuencias y soluciones

De año en año, cerca de 8 millones de toneladas de plástico entran en los océanos del planeta, conforme con una investigación publicado en la gaceta Nature en dos mil quince. Las imágenes de islas de basura en el océano o bien de animales atrapados en restos plásticos ya nos son lamentablemente familiares.

Se han encontrado plásticos aun a diez metros de profundidad, y en lugares tan sensibles como el Ártico ya han aparecido depósitos de microplásticos. Y es que, como recuerda la organización Greenpeace, los plásticos que utilizamos día tras día, si bien los depositemos en el contenedor amarillo de reciclaje, asimismo pueden terminar en el mar por la acción del viento y la lluvia.

¿De dónde proceden estos restos? En una gran parte se deben a la proliferación del plástico de un solo uso, por poner un ejemplo se calcula que día a día se abandonan en España hasta treinta millones de latas y botellas de plástico. El  plástico es un material muy persistente y que se desperdigada con mucha sencillez, con lo que su cantidad en el mar no deja de acrecentar. Además de esto, se calcula que el tiempo de humillación de los plásticos en el océano es considerablemente mayor que en la tierra, puesto que está menos expuesto a la luz solar, a las elevadas temperaturas y al oxígeno.

Esta polución tiene consecuencias sobre el medioambiente, por poner un ejemplo se calcula que todos los años mueren más de un millón de aves y más de cien mamíferos marinos como consecuencia de los plásticos que llegan al océano.

¿De qué forma eludir que prosiga incrementando el impacto? Reducir, singularmente el consumo de envases de un uso, es esencial. Por servirnos de un ejemplo, se estima que la vida útil de una bolsa de plástico es de 15 minutos, mas esta tarda cincuenta y cinco años en degradarse en el momento en que termina en el mar. Cada vez existen más opciones alternativas al plástico, en especial en los objetos tirables y de la vida más cotidiana: bolsas de lona, adquirir al peso, eludir el sobreenvasado en los comestibles que consumimos…

Aparte de las ideas personales de cada uno de ellos, ya empieza a haber ideas de tipo legislativo. Una de las más relevantes, y que probablemente va a tener más impacto, procede de la UE, que ya ha anunciado la próxima prohibición de plásticos de utilizar y tirar, una medida enmarcada dentro la primera estrategia europea sobre los plásticos, que presentó la Comisión Europea en el año dos mil dieciocho.

Por su parte, existen numerosas ideas a nivel local para ir rediciendo progresivamente el empleo de plástico y eludir que este inconveniente de polución ambiental vaya a más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *