¿Pez arco iris? Descubren una nueva especie que vive en la zona crepuscular

Ha sido bautizado como pez hada con velo de rosa (Cirrhilabrus finifenmaa) y habita en la zona crepuscular del océano, bajo las aguas que rodean las Maldivas.

Se trata del primer pez descrito por un científico maldivo: Ahmed Najeeb, coautor del estudio que publica la gaceta Zookeys y biólogo del Instituto de Investigación Marina de Maldivas.

«Siempre y en todo momento han sido los científicos extranjeros los que han descrito las especies que se hallan en las Maldivas sin mucha participación de los científicos locales, aun aquellas que son endémicas de las Maldivas», afirmó en un comunicado Najeeb. «Esta vez es diferente y formar parte de algo por vez primera ha sido verdaderamente apasionante, en especial tener la ocasión de trabajar al lado de los mejores ictiólogos en una especie tan muy elegante y bella».

Estos peces difieren de otros muchos miembros de su familia en la manera en que nadan. No solo utilizan sus aletas pectorales y su cola para impulsarse cara adelante, de una forma característica, sino asimismo nadan ondulando la aleta dorsal.

Descrita por vez primera por estudiosos en la década de mil novecientos noventa, originalmente se creyó que la especie era la versión adulta de una especie diferente, Cirrhilabrus rubrisquamis. Ahora sabemos que se trata de 2 especies plenamente diferentes.

«Lo que ya antes creíamos que era una suerte de pez muy extendida, realmente son 2 especies diferentes, cada una con una distribución potencialmente considerablemente más limitada. Esto ejemplariza por qué razón la descripción de nuevas especies y la taxonomía normalmente es esencial para la conservación y la administración de la biodiversidad«, afirma Yi-Kai Tea, estudiante de doctorado en la Universidad de Sídney y coautor del trabajo.

Los machos adultos de C. finifenmaa tienen colores únicos que incluyen magenta refulgente, melocotón, rosa anaranjado y colorado púrpura obscuro.

“Aunque la especie es bastante rebosante y, en consecuencia, hoy día no tiene un alto peligro de sobreexplotación, aún es inquietante en el momento en que un pez ya se comercializa antes que tenga un nombre científico”, aclaró Luiz Rocha, estudioso de la Academia de California de Ciencias en la ciudad de San Francisco.

La zona crepuscular del océano en la que ha sido observada esta especie, existe a una profundidad de entre treinta y cinco-setenta metros, donde hay suficiente luz a fin de que exista algo de vida antes que el agua se transforme en un abismo obscuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *