Perder peso reduce el peligro de dificultades por COVID-diecinueve

En un experimento con pacientes obesos, perder peso significó un sesenta por ciento menos de peligro de enfermedad grave en casos de infección por COVID-diecinueve

Una investigación de la Clínica Cleveland publicado en la gaceta JAMA Surgery muestra que entre los pacientes con obesidad, el perder peso anterior conseguida con la cirugía bariátrica se asoció con un sesenta por ciento menos de peligro de desarrollar dificultades graves de la infección por COVID-diecinueve.

Estudios precedentes ya han comprobado que la obesidad es un factor de peligro esencial en el momento de desarrollar síntomas graves por una infección de SARS-CoV-dos, el virus que causa la COVID-diecinueve. La obesidad desgasta el sistema inmunitario, crea un estado inflamatorio crónico y aumenta el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares, coágulos de sangre y afecciones pulmonares. Todas y cada una estas condiciones pueden complicar el diagnóstico de COVID-diecinueve.

La meta de este estudio era examinar si una pérdida de peso en pacientes con obesidad reducía al peligro ya antes de contraer la COVID-diecinueve. Se trata de una patentiza más de que la obesidad es un factor de peligro sobre el que se puede actuar para resguardarse de los peores efectos de la enfermedad.

El estudio se efectuó con un total de veinte y doscientos doce pacientes adultos con obesidad, De estos, un conjunto de cinco mil cincuenta y tres pacientes se habían sometido a cirugía de pérdida de peso entre dos mil cuatro y dos mil diecisiete, y se equipararon con el resto, que no habían sufrido cirugía. Los pacientes que se sometieron a cirugía bariátrica perdieron un diecinueve por ciento más de peso anatómico que el resto ya antes del 1 de marzo de dos mil veinte, al principio de la pandemia.

Tras el brote de COVID-diecinueve, los estudiosos examinaron 4 resultados relacionados con el COVID-19: tasa de infección, hospitalización, necesidad de oxígeno suplementario y enfermedad grave.

La tase de infección fue afín, no obstante los pacientes que habían pasado por la cirugía y perdido más peso experimentaron síntomas mucho menos graves al contraer COVID-diecinueve en comparación con los del conjunto no quirúrgico. Tenían un cuarenta y nueve por ciento menos de peligro de hospitalización, un sesenta y tres por ciento menos de necesidad de oxígeno suplementario y un sesenta por ciento menos de peligro de desarrollar COVID-diecinueve grave.

Incluso se ignoran los mecanismos latentes precisos, mas conforme los estudiosos estos datos sugieren que los pacientes que se sometieron a una cirugía de pérdida de peso estaban más sanos en el instante de contraer una infección por SARS-CoV-dos, lo que se tradujo en mejores resultados clínicos.

REFERENCIA

Association of Weight Loss Achieved Through Metabolic Surgery With Risk and Severity of COVID-diecinueve Infection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *