Pavimentos para exteriores: tipos, ventajas y también inconvenientes

El buen tiempo anima a las personas a usar las zonas exteriores de sus hogares. Patios y jardines se transforman en los reyes de la casa a lo largo de los meses de primavera y verano, lo que hace que sea de suma importancia tenerlos bien listos para sacarles el máximo provecho. En este sentido, hay muchos materiales que pueden ser empleados en exterior, cada uno de ellos de ellos con sus peculiaridades que lo hacen aproximadamente convenientes, conforme el empleo que se le va a dar. De entre todos , la porcelana se ha transformado en una las opciones más demandadas para crear espacios con una marcada estética y una resistencia insuperable.

Veamos ahora los beneficios y también inconvenientes de los primordiales materiales que podemos usar.

Madera

La madera es cálida y agradable. Existen diferentes géneros de maderas para los suelos de exterior. La madera de pino es la más asequible, mas acarrea muchos inconvenientes por su alta absorción. Las más convenientes para exteriores son las maderas tropicales, en tanto que aguantan mejor la humedad. Los suelos de madera para exteriores son una de las opciones más ornamentales, no obstante, siendo un material vivo que va mudando su aspecto transcurrido el tiempo, para sostenerlo hay que aplicar periódicamente tratamientos protectores.

Inconvenientes

El costo de mantenimiento de la madera es altísimo.  Los suelos de madera deben tratarse con productos concretos, por lo menos, un par de veces por año, aparte de fregarse frecuentemente con agua y jabón neutro. No se aconseja usar un limpiador de alta presión para su limpieza ni limpiadores abrasivos.  Es un material muy frágil a las inclemencias del tiempo, sobre todo a la humedad, y su instalación es más difícil que la de otro género de suelos. Acostumbra a perder color transcurrido el tiempo.

Porcelánico

La porcelana es una solución práctica y estética para los suelos de exterior. Es resistente a las agresiones climáticas y durable frente al desgaste, el correr del tiempo, la humedad y los cambios de temperatura. El porcelánico es uno de los materiales más resistentes para empleo intensivo y de exteriores y su mantenimiento es sencillísimo. La propia naturaleza de la porcelana la transforma en la solución más conveniente para suelos exteriores, al tener una porosidad mínima que hace que no absorba la humedad, aparte de contar con una resistencia alta a golpes y rayados. Keraben Conjunto ofrece multitud de diseños para cubrir suelos exteriores, como simulación madera, piedra o bien cemento pulimentado.

La porcelana deja desarrollar acabados antideslizantes, como los pavimentos ANTISLIP SHOELESS de Keraben Conjunto, una genial gama de porcelánicos antideslizantes de rugosidad inapreciable al tacto.  Estos materiales incorporan un acabado antideslizante para exterior con textura extra sedosa, que cumple con los requisitos del Código Técnico de la Edificación (CTE) y respeta los diseños y colores del acabado natural de las piezas merced a su elevada trasparencia, dejando crear espacios completamente homogéneos. Además de esto, su mantenimiento es fácil y no es preciso emplear productos concretos desde la primera limpieza de obra. Todas y cada una de las propiedades de ANTISLIP SHOELESS han sido ensayadas y verificadas por el Instituto de Tecnología Porcelana (ITC).

Prevenciones

Es esencial dejar una junta jamás menor de tres mm para eludir inconvenientes con posibles dilataciones o bien contracciones frente al calor y las heladas. Asimismo es preciso un singular mantenimiento con productos concretos para una conveniente limpieza final de obra.

Cemento y microcemento

El cemento es resistente, polivalente y simple de sostener. Le afecta poco la acción del sol, con lo que sostiene su color. Los suelos de exterior de cemento requieren un acceso por el que pueda pasar la máquina precisa para efectuarlos. Además de esto, cabe la posibilidad de que padezcan grietas o bien fisuras. Asimismo en el caso de los microcementos, el suelo expuesto al sol, debido a las elevadas temperaturas, puede llegar a abrasar los pies. Además de esto, su estética de tipo industrial la hace incompatible con determinados estilos ornamentales.

Inconvenientes

Los recubrimientos continuos, al carecer de juntas de dilatación, pueden padecer las tensiones producidas en el soporte debido a los cambios de temperatura o bien a los movimientos que se generan en la construcción por vibraciones o bien asentamiento, y padecer grietas o bien fisuras.  Además de esto, a fin de que la instalación se haga apropiadamente, esta puede perdurar hasta una semana en el caso de suelos.  En lo que se refiere a los daños, la solución no es fácil, puesto que va a haber que reparar una zona extensa a fin de que no se note el cambio de color.

Piedra natural

La piedra natural es una de las opciones más empleadas para envolver suelos de exterior, sobre todo en ambientes rústicos. La pizarra se acostumbra a usar en los bordes de la piscina y en terrazas merced a su impermeabilidad.  Aparte de los inconvenientes provocados por la humedad, las piedras naturales presentan.

Inconvenientes

La humedad incesante puede provocar el desarrollo de algas, musgo, como grandes máculas de óxido o bien salitre y cal en la piedra natural. El sol asimismo afecta a este material, que puede trastocar el color y terminar con el brillo.

Estos son ciertos materiales más frecuentes que se emplean en terrazas, jardines o bien piscinas. Si bien cada uno de ellos tiene unas peculiaridades que lo hacen aproximadamente conveniente a la funcionalidad que van a cumplir, la porcelana, por su naturaleza, se ha transformado en una las opciones más demandadas para crear espacios con una marcada estética y una resistencia insuperable. Sus ventajas son incontrovertibles, su colocación se amolda al espacio, su mantenimiento es fácil y sus usos son múltiples.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *