once lugares de la Tierra en riesgo de extinción

“La naturaleza es el arte de Dios”, afirmaba el inmortal Dante Alighieri un poco antes de bajar a los avernos. El planeta en el que brotó la vida y que se ha transformado en el hogar de tantas especies animales y vegetales guarda una belleza propia que resulta difícil de acotar, en tanto que siempre y en toda circunstancia va alén de lo que nuestra psique podría llegar a imaginar nunca. Montañas, vales, llanuras, mares y ríos componen la pieza maestra del azar y el tiempo al paso que la flora y los animales que ocupan el cuadro le dan ese toque final tan preciso, la chispa que lo prende todo.

Los ecosistemas, esa unión entre todos y cada uno de los seres vivos y el ambiente que ocupan, han probado la relevancia del equilibrio a fin de que las cosas funcionen y abunden de forma natural. E inclusive cuando el humano ha intervenido, ha sido capaz de crear en vez de destruir. Rincones naturales como el Parque de Yellowstone, la escala de Turchi siciliana o bien el impresionante monte Everest han acabado por competir con las creaciones artificiales hechas por la mano del hombre, como los castillos y palacios europeos, la Gran Muralla o bien la vieja urbe de Machu Picchu (perfecto ejemplo de unión entre los dos mundos).

No obstante, en muchas ocasiones estos lugares que semejan eternos son los primeros en desaparecer. Fenómenos como el calentamiento global, la deforestación, las sequías o bien las catástrofes naturales acostumbran a provocar daños que afectan enormemente a las maravillas naturales del planeta. Si a eso se le agrega un pobre control por la parte de los humanos (que muy frecuentemente echan más leña al fuego en vez de cooperar a contrarrestar estos efectos negativos) y la polución y destrucción de ambientes que provocamos se comprende que día tras día aumente el peligro real de perder las maravillas de nuestro planeta. Ni tan siquiera las creaciones propias soportan, puesto que la masificación turística de las grandes obras de ingeniería humana las han ido estropeando poquito a poco e inclusive poniéndolas en riesgo.

Para gozar de su belleza mientras que resulte posible y, sobre todo, para mentalizarnos de la relevancia de preservar y resguardar la riqueza natural y el patrimonio histórico de nuestro planeta, acá dejamos once maravillas en riesgo de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *