ocho trucos que van a hacer que tu sala de estar pequeña se sienta grande

Si tu sala de estar se halla atestada y desorganizada, lo último que desearás hacer es pasar tiempo en ese sitio salvo que engañes a tu ojo haciéndole pensar que la habitación es más extensa de lo que verdaderamente es. Con estos trucos el espacio te encantará tanto que jamás desearás dejarlo.

Quizá asimismo te pueda interesar: La mejor combinación de colores para la sala de estar

Pone la iluminación en las paredes para aportarles dimensión o bien cuélgalas desde el techo para ahorrar espacio en el suelo.

Si no tienes suficiente espacio para un sofá o bien un sillón, renuncia a ellos y opta por 2 sillones individuales. Si hay una chimenea en la sala de estar, inclínalos hacia ella.

Elige una alfombra más grande a fin de que la habitación parezca más extensa. Los asientos esquineros asimismo pueden asistirte a aprovechar el espacio al límite.

Incorpora ciertos anaqueles en el espacio existente para una decoración auxiliar y como zona de almacenaje.

Escoge muebles y objetos de decoración estratégicos que se amolden al espacio pequeño y te asistan a conseguir la apariencia que buscas. El diseñador de esta sala de estar pequeña ha decidido deslizar un pedestal alto y delgado en una de las esquinas para poner sobre él un enorme arreglo floral.

Como ya hemos dicho en otra ocasión, un espacio pequeño no quiere decir que no puedas divertirte con los colores. Si amas los tonos pasteles o bien refulgentes, mas no deseas causar un enorme impacto en tu sala de estar, el truco es ajustarse a una paleta de colores ajustada.

Mantén las paredes y los techos blancos para ampliar el espacio visualmente.

Los columpios son súper amenos y están en apogeo. Agrégalo en tu sala de estar pequeña para darle un toque original y no ocupar espacio en el piso como lo haría un sofá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *