OCDE: el pacto internacional de impuestos mínimos para empresas poco a poco más cerca – Iberoeconomía

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Mathias Cormann, ha señalado que solo 4 países no han dado su aprobación al pacto.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) se halla poco a poco más cerca de lograr un pacto internacional para incorporar una fiscalidad mínima para las multinacionales.

De los ciento cuarenta países que componen el bloque, ciento treinta y seis países han dado el sí a la propuesta, un incremento de 6 países en comparación a los ciento treinta que habían aprobado el pacto en la votación del pasado mes de julio.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Mathias Cormann, ha indicado en un comunicado que solo se han quedado fuera de momento 4 países, Kenia, Nigeria, Pakistán y Sri Lanka.

Por su lado, todos y cada uno de los países del G-20, de la UE (Unión Europea) y todos y cada uno de los países que conforman la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos han aprobado la propuesta. Estos ciento treinta y seis países condensan el noventa por ciento del PIB mundial (Producto Interior Bruto).

«Esto va a hacer que nuestro sistema tributario internacional sea más justo y funcione mejor. Es una enorme victoria para el multilateralismo efectivo y equilibrado. Es un pacto de alcance que asegura que nuestro sistema tributario internacional encaja en una economía mundial globalizada y digitalizada», ha subrayado Cormann.

El pacto busca aunar la base imponible para eludir las fugas de capital a paraísos fiscales que ofrecen una baja fiscalidad.

El pacto divide a las compañías en 2 grandes conjuntos

El pacto presenta 2 grandes ejes de acción, en el que regulará a las compañías que entren en ciertas categorías.

1- En el primer conjunto, están las multinacionales con ingresos globales superiores a los veinte millones de euros y una rentabilidad sobre el diez por ciento . En este conjunto no se incluyen a las compañías extractivas como las petroleras o bien las mineras, ni a las de servicios financieros regulados.

El marco fiscal asignará los ingresos a las jurisdicciones donde se consuman los recursos o bien servicios vendidos. Más tarde, las ventajas en demasía de ese diez por ciento (hasta un veinticinco por ciento máximo) se asignarán a las jurisdicciones utilizando el reparto de ingresos con el propósito de estar sujetos a impuestos.

Conforme a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, incorporar este eje de acción reubicará ciento veinticinco mil millones de dólares americanos (ciento ocho mil ciento doce millones de euros) de beneficios provenientes de las cien mayores multinacionales del planeta. Esta cantidad es veinticinco.000 millones de dólares americanos (veintiuno y seiscientos veintidos millones de euros) superior a las estimaciones del pasado mes de julio.

La idea es que estas grandes trasnacionales «paguen la parte justa de impuestos donde sea que operen y produzcan beneficios».

dos- En el segundo conjunto se incluyen a las compañías que facturen setecientos cincuenta millones de euros o bien más a nivel global y también incluye que el tipo mínimo de los Impuestos sobre Sociedades sea del quince por ciento en todas y cada una de las jurisdicciones adheridas al pacto.

Al incorporar este eje, con el impuesto mínimo del quince por ciento , se producirán anualmente ciento cincuenta millones de dólares americanos (ciento veintinueve mil setecientos treinta y cinco millones de euros) en ingresos fiscales por año en el mundo entero.

Los países que han dado el sí al pacto aguardan firmarlo este año, con el propósito de incorporarlo en dos mil veintitres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *