Muere el paciente que recibió un trasplante de corazón de cerdo

Muere el paciente que recibió un trasplante de un corazón de cerdo un par de meses tras la operación. ¿Qué hizo meditar que esta vez sí funcionaría?

El paciente había sido intervenido en la Capacitad de Medicina de la Universidad de Maryland (UMSOM), en Baltimore (Estados Unidos), prácticamente a la agobiada, cuando contaba con poquísimas opciones, en una operación experimental. El resultado, con la muerte del paciente, tira por tierra la esperanza puesta en el avance.

El cirujano que realizó la intervención ha confirmado que su equipo proseguirá trabajando para mejorar este género de trasplantes si bien el centro de salud en el que ha fallecido David Bennet, exactamente el mismo en el que se le efectuó el trasplante, no ha confirmado por el momento la causa de la muerte.

¿Por qué esta vez aguardaban que funcionara?

Para iniciar, se trata de la mayor edición genética para un xenotrasplante en la historia.

3 genes, responsables del veloz rechazo de los órganos de cerdo por la parte de humanos mediado por anticuerpos, fueron «eliminados» en el cerdo donante. Se introdujeron en el genoma 6 genes humanos responsables de la aceptación inmunológica del corazón de cerdo. Finalmente, se suprimió un gen auxiliar en el cerdo para eludir el desarrollo excesivo del tejido del corazón del cerdo, lo que totalizó diez ediciones genéticas únicas efectuadas en el cerdo donante.

En el proceso, contaron con un nuevo medicamento experimental.

Los médicos-científicos asimismo usaron un nuevo medicamento así como los medicamentos antirrechazo usuales, que están diseñados para eliminar el sistema inmunitario y eludir que el cuerpo rechace el órgano extraño. El nuevo medicamento usado es un compuesto experimental elaborado por Kiniksa Pharmaceuticals.

Finalmente, los doctores Mohiuddin, Griffith y su equipo de investigación pasaron los últimos 5 años mejorando la técnica quirúrgica para el trasplante de corazones de cerdo en primates no humanos. La experiencia en investigación de xenotrasplantes del doctor Mohiuddin engloba más de treinta años, tiempo a lo largo del como probó en una investigación revisada por pares que los corazones de cerdo cambiados genéticamente pueden marchar cuando se ponen en el abdomen a lo largo de 3 años.

El éxito dependía de la combinación adecuada de modificaciones genéticas en el cerdo donante experimental UHeart y medicamentos antirrechazo, incluidos ciertos compuestos experimentales. Aún deberemos aguardar para saber qué ha fallado.

Los xenotrasplantes se contemplan como una alternativa desde hace más de treinta años. No obstante, a día de hoy no se han conseguido superar las restricciones que el propio cuerpo del receptor pone a un órgano de otra especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *