Morgan Stanley invierte en bitcoin a través de Grayscale

La empresa Morgan Stanley es una multinacional financiera de EE. UU., combina la actividad de banco de inversiones y agente de bolsa. Tiene su sede en Nueva York, siendo además una empresa de mucha trayectoria, ya que fue fundada en 1935. Se trata de un referente de los negocios mercantiles tanto en EE. UU. como en el resto del mundo. Por eso, su inversión en bitcoins es un ejemplo interesante. Es el caso de una empresa de banca convencional, con casi un siglo de servicios, que se adentra en la realidad de las monedas virtuales.

Todo inicia con la compra de varias acciones de Grayscale Bitcoin por parte de Morgan Stanley. Paulatinamente, la cantidad de acciones se ha ido incrementando hasta llegar a un total de 28.000. Es una inversión cuantiosa, que equivale a 1.325.339 dólares. Todo esto se conoce gracias a las declaraciones de la propia gente de Morgan Stanley, quienes lo han ventilado todo en sus recientes cuentas ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

Una combinación entre dos empresas con perfiles diferentes

Mientras que Morgan Stanley se mueve en los linderos de la banca más tradicional, sucede que Grayscale es una compañía de custodia de activos digitales. Tiene un mérito interesante: se trata de la firma corporativa que más cantidad de bitcoins posee. Se estima que en total cuenta con unos 15.907 BTC. Por lo tanto, cuenta con una inversión a futuro bastante alta en el segmento de criptomonedas.

La labor de Grayscale apunta hacia el trading y la comercialización de los activos digitales. También, los reciben en calidad de préstamo y los emplean en diversas inversiones. De esa manera, se ha convertido en una compañía con un capital digital notable. No obstante, ha requerido poner sus acciones en el mercado para contar con mayor liquidez.

Justamente, la intención de Morgan Stanley es apoyar con el tema de la liquidez de las criptodivisas. Sin embargo, lo hace de una manera bastante peculiar. No estamos ante una sociedad entre ambas compañías. En realidad, Morgan Stanley no mantiene ningún acuerdo particular con la gente de Grayscale. Simplemente, Morgan Stanley es ahora el mayor accionista de la empresa Grayscale.

Los bitcoins actualmente se pueden trabajar como títulos valores

Se busca traducir el bitcoin a herramientas habituales en la bolsa de valores. El asunto es que estos títulos tienen un doble respaldo. Por una parte, tenemos la liquidez aportada por Morgan Stanley. Además, se añade el capital digital en manos de Grayscale.

Esta manera de hacer las cosas quizás desencadene un viraje en el modo en que se trabaja con criptodivisas. Si esto sucede, entonces será el primer paso para cambiar el enfoque de portales como bitcoincodesweden.com, Binance, Coinbase y otros más. En lo sucesivo, las monedas virtuales podrían jugar un rol importante en el mercado de acciones, en vez de ser únicamente piezas codiciadas en un mercado de oferta y demanda.

Las estrategias de la banca convencional para adoptar las criptomonedas

Se tiene claro que las criptodivisas funcionan en paralelo a la banca convencional. Las monedas tradicionales son emanadas por los bancos centrales. En cambio, las divisas digitales provienen del proceso de minado y de los bloques de blockchain. Para el manejo de estos cripto-activos, son necesarias plataformas como Immediate Edge acceso a sistemas de exchange, así como el resguardo en wallets.

Por lo tanto, es muy difícil unir los protocolos de la banca convencional con los sistemas de intercambio de criptomonedas. Tal vez, este es el motivo por el cual Morgan Stanley ha preferido convertirse en accionista. En vez de aventurarse a una transformación radical de su empresa, prefiere apostar por comprar acciones de una empresa que se dedica a las monedas digitales. Es una interesante estrategia, pues queda en manos de Grayscale la operatividad y tratamiento de los bitcoins. Se infiere, además, que es una táctica a futuro. Un modo de colocar capitales en BTC, sin necesidad de que Morgan Stanley cambie sus procedimientos ni abandone las divisas convencionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *