Madera termotratada Lunawood para el recubrimiento de las residencias

El empleo de madera para envolver la testera de cualquier residencia, aporta un toque muy singular a exactamente la misma. El inconveniente es que hay que usar una que esté dispuesta para soportar las inclemencias del tiempo. En este sentido, la madera termotratada Lunawood ofrece buenísimos resultados. Como unos ejemplos, podemos centrarnos en 2 proyectos de la arquitecto Marià Castelló que ha llevado a cabo en la isla de Formentera.

La testera de los dos proyectos están efectuadas con tablones de madera de pino Norte termotratada de Lunawood. Se trata de un género de madera que es producida de forma sustentable a través de métodos naturales como calor y el vapor al que son sometidas para quitar las células viva y de esta manera conseguir una genial estabilidad. El proceso de termotratado aumenta la resistencia a la humedad y a las inclemencias meteorológicas, como asimismo sus capacidades de aislante térmico puesto que la conductividad térmica se reduce en un veinte-veinticinco por ciento .

Proyecto Bosc d’en Pep Ferrer

Bosc d’en Pep Ferrer es una parcela de gran extensión situada al lado de la playa de Migjorn, en la costa Sur de la isla de Formentera (Baleares). Para este proyecto de Marià Castelló, que sostiene el equilibrio entre lo pesado y lo ligero y entre lo artesanal y lo tecnológico para una familia sensible con el medioambiente, se ha optado por cubrir las testeras con Lunawood®, que encaja con perfección con la construcción sustentable y bioclimática.

La madera termotratada Lunawood® tiene una bonita tonalidad cobrizo que, con el tiempo y si no se aplica ningún producto de mantenimiento, va evolucionando cara una bonita tonalidad gris, como es el caso de este proyecto.

La estructura está preparada en niveles ascendentes: planta de abajo con muros de contención añadidos al sustrato rocoso; una pequeña estructura de hormigón que regula el nivel superior de dicha planta y forma la plataforma de apoyo de la planta baja y una planta de arriba, con una estructura vista y que efectúa múltiples funciones: estructura, cerramiento y acabado.

En el proyecto, efectuado bajo criterios de bioconstrucción, han primado los materiales de origen natural y autóctonos siempre y cuando ha sido posible. A nivel ambiental, la propuesta incorpora sistemas bioclimáticos pasivos de probada eficiencia en este tiempo, como la autosuficiencia de agua merced a un aljibe de gran volumen que vuelve a utilizar el agua de lluvia.

Proyecto Ca l’Amo

Ca l’Amo es una parcela de más de cuarenta y dos m2 situada en el extremo norte de la planicie de San Mateo en la isla de Ibiza. En esta zona de topografía pronunciada del campo de Ibiza, los bancales se han emboscado y actualmente conviven pinos y sabinas. La residencia, situada en este contexto, tiene 5 volúmenes meridianamente distinguidos, produciendo entre ellos espacios de relación, servicios, conexión visual con el exterior y ventilación. La longitud de los 5 volúmenes viene condicionada por la profundidad del bancal en el que se asienta la residencia, lo que ayuda a integrar la intervención en el paisaje.

Esta vez, para la materialización del proyecto se ha optado por sistemas edificantes en seco, con una presencia extendida de la madera y de soluciones transpirables y saludables, como la madera termotratada Lunawood®, que aporta valor a un sistema edificante que implica un modo de vida y que al unísono produce confort y calidez ambiental.

Todas y cada una de las testeras son ventiladas y transpirables, manifestando su acabado 2 soluciones diferenciadas: las trasversales, opacas y en contacto con los muros de piedra seca que hacen de contención se han terminado a través de tablones de madera de pino Norte termotratada Lunawood®, al tiempo que las longitudinales donde se concentran las aberturas y patios se han ejecutado con paneles sintéticos de base mineral y de gran formato.

Los diferentes productos y acabados de la marca de madera termotratada Lunawood® son una solución idónea para recubrimientos de testeras, suelos, techos, vallas, terrazas, saunas, recubrimientos, etcétera Sus propiedades antihumedad y su sencillez para conjuntar con otros materiales como la porcelana, el gres, el hormigón o bien la piedra lo transforman en un aliado ideal para arquitectos y diseñadores para crear proyectos de esta manera de singulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *