Macron y Draghi cierran filas para reformar las reglas fiscales de la Unión Europea

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, han plasmado este jueves en un documento conjunto una coalición para realizar una reforma de las reglas fiscales de la UE (Unión Europea), con la intención de que el incremento del gasto para inversiones y la coordinación entre países no se limite solo a las crisis, y que la deuda pública se reduzca mas no a base de subidas de impuestos ni recortes sociales.

“Del mismo modo que estas reglas no limitaron nuestra contestación a la pandemia, ahora tampoco deberían impedirnos efectuar todas y cada una de las inversiones necesarias”, han asegurado los dos líderes en un artículo publicado en el Financial Times. Macron ya había anunciado a principios de diciembre que deseaba hacer de la reforma de los criterios de Maastricht una de las prioridades de la presidencia francesa de la Unión Europea, pensando que la cuestión del déficit «a favor o bien contra el tres por ciento » estaba «desfasada».

Esta vez, y al lado de su análogo italiano, los dos líderes han criticado que las reglas fiscales existentes de la Unión Europea ya precisaban una reforma ya antes de la pandemia, siendo «demasiado oscuras y exageradamente complejas». «Restringieron las acciones de los gobiernos a lo largo de las crisis, sobrecargaron la política monetaria y tampoco dieron incentivos para priorizar el gasto público clave para el futuro y para nuestra soberanía, incluyendo la inversión pública», apuntan.

La propia Comisión Europea ya ha lanzado el discute sobre su reforma. Para esto, aceptará las propuestas de las diferentes autoridades y la sociedad civil hasta el treinta y uno de diciembre del año en curso, con el propósito de diseñar el nuevo marco a lo largo del primer trimestre de dos mil veintidos.

La discusión esta vez se va a centrar en si la vuelta a la disciplina presupuestaria debe hacerse sobre la base de las reglas precedentes o bien, en cambio, hay que acometer una revisión más extensa que relaje las demandas y dé más margen de actuación a los gobiernos, tal y como demandan Francia y también Italia.

Las reglas del Acuerdo de estabilidad prosiguen suspendidas y lo van a hacer asimismo en dos mil veintidos, con el propósito de que los países se restituyan de la pandemia.

Tras el paso del coronavirus, el déficit de la zona euro se acrecentó hasta el siete con dos por ciento en dos mil veinte, más del doble que el límite previsto (tres por ciento ), al tiempo que la deuda pública cerró el año pasado en noventa y siete con tres por ciento , por encima del límite del sesenta por ciento establecido.

En el caso de España, el Ejecutivo prevé que el déficit público cierre este año en el ocho con cuatro por ciento del Producto Interior Bruto y la deuda, en el ciento diecinueve con cinco por ciento .

Un mensaje a los países parcos

Se trata de un mensaje dirigido a los países de la Unión Europea partidarios de las reglas de parquedad, incluyendo los del norte de Europa, que a lo largo de las negociaciones del Plan de Restauración se habían mostrado reticentes frente a la adopción de un presupuesto inusual de estímulo para hacer frente al golpe de la pandemia.

«Necesitamos reducir nuestro nivel de deuda, de eso no hay duda, mas no podemos aguardar conseguirlo incrementando los impuestos o bien haciendo recortes insostenibles en el gasto social, ni podemos sofocar el desarrollo a través de un ajuste fiscal inviable», han aducido los dos ?íderes.

A su juicio, su estrategia pasa por «frenar el gasto público recurrente a través de reformas estructurales sensatas». «Y, como no se puede dejar que las reglas se interpongan en el camino de nuestra contestación a la pandemia, tampoco deberían impedirnos hacer todas y cada una de las inversiones necesarias», han insistido, para después añadir: “Debemos tener más margen para maniobrar y poder efectuar los gastos clave precisos para nuestro porvenir y nuestra soberanía», han sostenido.

Tanto Macron como Draghi piensan que el Plan de Restauración ha sido «un éxito» y, como tal, «ofrece un plan útil para el camino a seguir». Por este motivo, han letrado por realizar «un discute en profundidad, no empañado por la ideología, con la meta de servir mejor a los intereses de la Unión Europea en su conjunto».

El Fondo Monetario Internacional recorta en más de un punto la previsión de desarrollo para España este año hasta el cuatro con seis por ciento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *