Los rincones más bonitos del planeta

¿Buscas lugares expepcionales, para perderte? ¿Lugares que deberías ver por lo menos una vez en la vida? En este repaso merced a la fabulosa guía de Lonely Planet titulada “Las ciento uno maravillas del mundo”, os ofrecemos un imborrable recorrido, formidablemente inspirador, por lugares únicos, muy frecuentemente inalcanzables. En la guía de Lonely Planet encontraremos no solo una buena senda donde planear nuestros próximos viajes cuando sea seguro, sino más bien asimismo consejos de especialistas sobre de qué forma y en qué momento efectuar dichas visitas, qué alojamientos más aconsejables o bien los mejores recorridos, conforme nuestro bolsillo.

Por el hecho de que visitar las maravillas de nuestro planeta está más al alcance de la mano de lo que imaginas.

Además de esto, viajar nos deja una genial ocasión para aprender. Sobre nosotros y nuestro planeta. Ver el planeta nos ofrece una educación que es completamente imposible lograr en la escuela. Viajar te enseña economía, política, historia, geografía y sociología de una forma intensa y práctica como ningún centro lo va a hacer (y no requiere examen de ingreso).

Viajar nos abre los ojos: si estamos abiertos y preparados, viajar nos transformará en un humano impresionantemente más completo. Nos ayuda a aprender quiénes somos, pues vamos a pasar mucho pero tiempo del frecuente sin las distracciones tecnológicas a las que nos hemos habituado en nuestro día tras día.

Y no podemos olvidar que viajar hace que desarrolles habilidades que ni tan siquiera sabías que tenías, como ser capaz de cruzar un desfiladero o bien solicitar exitosamente el alimento en un restorán vietnamita rural.

Viajar asimismo prueba que los sueños se hacen realidad y, más, si, por poner un ejemplo, te propones un viaje para dar la vuelta al planeta. Es posible hacer un viaje alrededor del planeta sin precisar arruinarte; solo debes decidir si estás presto a dar el paso inicial y empezar a planear el recorrido. Si eres el género de persona que sueña en un periplo de esta clase, seguramente seas alguien que busque nuevos retos. Acabar un viaje te da la satisfacción de haber podido establecer la meta de viajar y conseguir lo que te propusiste: ver planeta. De momento…

¿Dispuesto para el viaje por los tesoros del planeta al alcance de todos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *