Los mejillones pueden apuntar el abuso de fármacos

En nuestro cuerpo, los fármacos son parcialmente metabolizados y se producen nuevos productos químicos, que son eliminados, en general por medio de la orina. Además de esto, una parte del principio activo no siempre y en toda circunstancia llega a metabolizarse, y asimismo es excretado. En cualquier caso, estos productos químicos acaban en las aguas residuales, que a su vez terminan siendo vertidas en el medio ambiente.

Por otra parte, el acopio superfluo de medicamentos, tan común en muchos hogares, transcurrido un tiempo hace que haya que desecharlos por caducidad sin emplearlos. Cuando no se emplean las vías convenientes para su supresión, en el punto SIGRE de la farmacia, y se tiran a los restos familiares, estos productos acaban en los vertederos y se filtran al suelo a través del proceso de lixiviación.

En cualquiera de los dos casos, estos fármacos acaban en el medio natural, donde además de esto se aúnan a los restos de medicamentos de uso agrícola y veterinario. Una gran parte de estos medicamentos residuales acaban en humedales de diferentes tipos, donde son absorbidos por el plancton y por los animales filtradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *