Los escorpiones más pequeños son más mortales que los grandes

¿Por qué los escorpiones más pequeños son más peligrosos que los más grandes? Ya tenemos la contestación. Los seguidores de la saga Indiana Jones recordarán que en “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal”, el doctor Jones advierte que «tratándose de escorpiones, cuanto más grandes, mejor». Y los científicos terminan de probar que tenía toda la razón, al confirmar que las especies más pequeñas de escorpiones tienen venenos más potentes.

El tamaño no importa

Un equipo de estudiosos de Universidad Nacional de Irlanda examinó un abanico esencial de especies de escorpiones y hallaron que las especies más pequeñas -y, en consecuencia, con aguijón de menor tamaño- eran hasta cien veces más mortales que las más grandes -y con aguijones más robustos-.

El equipo examinó treinta y seis especies de escorpiones, incluyendo el acechador de la muerte o escorpión palestino amarillo (Leiurus quinquestriatus), el escorpión de roca (Hadogenes granulatus) y el escorpión de corteza (Scorpion Centruroides noxius). Su análisis incluyó mediciones de la longitud promedio de los animales, como de la potencia de su veneno.

El estudio, publicado en la gaceta Toxins, descubrió que los escorpiones más pequeños del planeta en su análisis, como el escorpión amarillo brasileiro (de unos siete centímetros de longitud), era más de cien veces más potente que las especies más grandes que estudiaron, como el escorpión de las rocas (que puede medir más de veinte centímetros de longitud).

Asimismo descubrieron que el escorpión de cola gruesa sudafricano (Androctonus australis) es más de diez veces más potente que el escorpión dorado de Israel (Scorpio maurus), pese a tener pinzas significativamente más pequeñas.

Como curiosidad, el escorpión dorado de Israel (Scorpio maurus) fue el primer escorpión descrito por el naturalista Carlos Linneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *