Las vacunas vaginales para acortar la regla alertan a los especialistas. ¿Exactamente en qué consisten?

Semeja increíble que debamos decir esto mas allí va: no metas una aspiradora en tu vagina por ningún motivo.

Lo afirmamos por este tweet que ha publicado hace algunos días una enfermera: «Señoras … Por favor, dejen de emplear su aspiradora para acabar su periodo lo antes posible. ¡Acabarán chupando más que sangre! Hubo dos casos de esto en lo que va de semana y las dos mujeres debieron ser ingresadas. Solo … ¡DETÉNGANSE!»

«No es posible detener el periodo cuando ha empezado» afirmó el doctor Alex Eskander, ginecólogo asesor de The Gynae Center a Metro. Procurar expulsar de manera rápida los fluidos menstruales lo único que te va a hacer es daño. Mas esta no es la única, circulan multitud de formas para apresurar el periodo, mas ninguna de ellas está a nivel científico probada.

En todo caso, emplear una aspiradora para esto presenta bastantes peligros. Primeramente, no se debe introducir nada en la vagina que no esté desarrollado para estar allá, singularmente si dicha cosa se emplea para aspirar la suciedad y el polvo. «Las aspiradoras se emplean para adecentar el suelo y otros artículos sucios con lo que cobijan bacterias», afirma el doctor Alex. «Los cilindros de las aspiradoras no deben introducirse ni acercarse a la vagina. Es fundamental sostener el área de la vulva limpia, puesto que la introducción de bacterias externas podría provocar infecciones».

Vacuum cleaner in an empty room

Iris FriedrichGetty Images

Y ya no charlemos de activar la absorción de la aspiradora. Podría ocasionar un trauma físico en la vagina, desde arañazos y hematomas en las paredes vaginales hasta daño grave en el cuello uterino. Como afirmó la ginecóloga Shazia Malik a Vice: «Sería totalmente inseguro. No solo inseguro, sino más bien sinceramente peligroso. Podrías acabar con un trauma genital. Podrías dañar el cuello uterino y acabar con un dolor inaguantable».

Podemos imaginar el dolor y el daño al aplicar una absorción de alta potencia a cualquier una parte del cuerpo, hacer esto en un área sensible representa un peligro todavía mayor.

Resumiendo, los antídotos caseros, raras veces marchan. Si piensas que tu regla es demasiado larga, rebosante o bien que tienes algún inconveniente, lo mejor que puedes hacer es preguntar con un ginecólogo y no hacer caso de técnicas no comprobadas.

Vía: Metro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *