¿Las ranas hibernan?

Hay más mamíferos que hibernan. Las ranas de madera, como las salamandras, lo hacen. Dismuyen su metabolismo y procuran cobijo del frío. A lo largo de la hibernación, el corazón de la rana de madera deja de palpitar y del treinta y cinco al cuarenta y cinco por ciento de su cuerpo se congela.

Estas ranas pasan por un patrón de congelación y descongelación múltiples veces a lo largo del invierno merced a una substancia natural única en su sangre. Con el buen tiempo se descongelan y empiezan el proceso de nutrición y apareamiento de nuevo.

Los sapos y los tritones asimismo entran en estado de sopor cuando hace frío.

Si bien te resulte curioso, otros animales que asimismo hibernan son las aves, los lirones, las tortugas, los conejos, los murceguillos, las marmotas, los insectos, los caracoles o bien las víboras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *