Las mascarillas no te dejan sin oxígeno, este es el auténtico motivo por el que sientes ahogo

Los estudios han comprobado que el empleo de mascarilla no impide la adecuada oxigenación de la sangre, los motivos por los cuales la gente siente ahogo son sicológicos

Las mascarillas no son perjudiciales, ni tan siquiera con su empleo continuado y ni tan siquiera al practicar deporte, pese al flujo muy frecuente de bulos a este respecto en redes sociales. La OMS confirma que “El empleo prolongado de mascarillas médicas cuando se emplean apropiadamente, no causa intoxicación por CO2 ni deficiencia de oxígeno”.

Además, el empleo de mascarillas tampoco genera intoxicación por CO2, como aparece en otras noticias falsas. El aire que queda atrapado entre el semblante y la mascarilla es tan poco que la mayoría del aire aspirado viene del exterior, y la cantidad de CO2 es infinitesimal, lejísimos de los niveles tóxicos.

La prueba terminante de que el cuerpo tiene suficiente oxígeno es exactamente la misma que se hace con los enfermos de COVID-diecinueve en los hospitales: la concentración de oxígeno en sangre. Una medida que se puede tomar con un simple monitor electrónico puesto en un dedo.

El estudio más reciente a este respecto lo han llevado a cabo estudiosos de la Universidad McMaster en Canada . Observando a personas de más de sesenta y cinco años sin inconvenientes pulmonares, se equiparó la saturación de oxígeno ya antes, a lo largo de y tras llevar una mascarilla tirable de 3 capas a lo largo de una hora.

La medida frecuente de la saturación de oxígeno en sangre está entre noventa y cinco y cien por ciento . Los valores bajo noventa se consideran bajos y precisan atención. La saturación media ya antes de llevar mascarilla fue de noventa y seis con uno por ciento , a lo largo de noventa y seis con cinco por ciento y después noventa y seis con tres por ciento . Esto es, mientras que los voluntarios llevaban una mascarilla, el oxígeno en su sangre era plenamente normal e inclusive un tanto más alto que ya antes y después.

¿Por qué razón son angustiosas las mascarillas?

Si llevar una mascarilla no afecta a la cantidad de oxígeno que respiramos, ni al oxígeno en la sangre, ¿por qué razón hay gente que tiene sensación de ahogo? Los especialistas coinciden en que se trata de un efecto sicológico.

Uno de los síntomas más habituales de los accesos de pánico y ansiedad es la sensación de ahogo, de no poder respirar. Los estudios señalan que el cerebro es singularmente sensible a cambios pequeñísimos de la concentración de CO2, una forma de resguardarnos de la ahoga eventual. En ciertas personas esta sensibilidad es mayor que la media, debido a factores genéticos.

El agobio genera como efecto secundario una respiración veloz, superficial y agitada. Exactamente esta forma de respirar puede hacer que aumente la concentración de CO2 en la sangre, y generar una contestación de sofocación, que por su parte hace que la respiración se altere todavía más.

O sea, no es tanto que la mascarilla genere sensación de sofocación, sino esta sensación producida por el agobio se atribuye equivocadamente a la mascarilla. Es suficiente con respirar hondo, con o bien sin mascarilla, a fin de que se pase.

Peripheral Oxygen Saturation in Older Persons Wearing Nonmedical Face Masks in Community Settings

Understanding the Brain’s ‘Suffocation Alarm’

Exactamente en qué se semejan las mascarillas a los cinturones de seguridad

Wu: el vanguardista de las mascarillas que atajó una epidemia hace más de cien años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *