La utilización en los mayores de cincuenta recobra el nivel pre-Covid

El dato del empleo en los mayores de cincuenta contrasta con el de los jóvenes menores de veinticinco años, que han perdido uno de cada 4 trabajos de los que tenían a lo largo de la crisis.

Un informe de Asempleo apunta que los trabajadores mayores de cincuenta años ya han recuperado el nivel de empleo que tenían ya antes de la pandemia.

A cierre de dos mil veinte había más personas mayores de cincuenta años trabajando de forma eficaz (seis con treinta y cinco millones) que a fines de dos mil diecinueve, cuando la cantidad de ocupados mayores de cincuenta años era de seis con treinta y tres millones de personas.

La patronal de agencias privadas de empleo apunta que el impacto del Covid por edades no ha sido simétrico, de manera que los jóvenes se han visto más perjudicados por la crisis debido al género de contrato (temporales en su mayor parte) y a que están empleados por su parte en los campos más golpeados por las limitaciones para combatir contra el Covid.

Concretamente, el informe comprueba que 2 de cada 3 jóvenes tiene un empleo temporal (sesenta y siete con cuatro por ciento ), frente al catorce con tres por ciento de los mayores de cincuenta, colectivo donde solo el cuatro con siete por ciento perdió su puesto en dos mil veinte.

«El impacto negativo de los shocks económicos sobre la utilización se ve mitigado por la seguridad del empleo indefinido y este es más usual entre asalariados de más edad en menoscabo de los jóvenes», apunta Asempleo.

Al lado de ello, más de la mitad de los jóvenes menores de veinticinco años (cincuenta y uno con tres por ciento ) están empleados en hostelería, comercio y otras actividades recreativas, las actividades más castigadas por la crisis, porcentaje que se reduce hasta el veintisiete con nueve por ciento entre los mayores de cincuenta.

De este modo, Asempleo destaca que si bien la crisis sanitaria ha perjudicado en mayor proporción al colectivo mayor de cincuenta años, en el campo laboral «es el que menos ha sufrido en 2020», en frente de los jóvenes, que han sido los más perjudicados desde el punto de vista laboral, con el cuarenta por ciento de su población activa en desempleo, frente al doce con siete por ciento de los mayores de cincuenta años.

LAS COMUNIDADES CON TRABAJADORES MÁS VETERANOS DESTRUYEN MENOS EMPLEO

Conforme Asempleo, las comunidades autónomas con trabajadores más avejentados han mostrado mayores niveles de resiliencia a lo largo de dos mil veinte. De esta forma, las zonas del norte peninsular, donde los ocupados mayores de cincuenta cuentan con una mayor proporción sobre el total de la fuerza laboral, son las que menos empleo han perdido a lo largo del año dos mil veinte.

De esta manera, Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, La Rioja y Castilla y León destrozaron empleo en menor medida que la media nacional, mostrando por su parte valores superiores al promedio en lo que se refiere al peso de los mayores de cincuenta años en el conjunto de la fuerza de trabajo.

Por contra, las 3 zonas que más empleo destrozaron en dos mil veinte (Cataluña, Canarias y Baleares) cuentan con un mercado de trabajo parcialmente joven con respecto a la media del conjunto de España.

Asempleo destaca que la destrucción de empleo en estas 3 zonas responde en buena medida a una estructura productiva vinculada al turismo, que emplea en su mayor parte a trabajadores jóvenes y con contratos temporales.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, piensa que conforme se acerque el verano se comenzará a apreciar el impacto de la época turística en la activa del empleo, de manera que la época veraniega va a ser «casi el doble de mejor que en 2020», si bien lejísimos de las cantidades de dos mil diecinueve.

https://iberoeconomia.es/mercados/pwc-los-jovenes-seran-los-grandes-perjudicados-de-la-crisis/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *