Ideal Close-Up Of A Pill

La mujer, gran olvidada en los ensayos con antidepresivos

Carolyn Lagattuta / EyeEmGetty Images

¿Qué factores económicos, sociodemográficos y culturales podrían estar provocando el incremento muy frecuente de consumo de antidepresivos en Europa? La necesidad de contestación ha llevado a profesionales del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (Idiap Jordi Tanto) y del Servicio de Farmacología del Vall d’Hebron a efectuar una investigación en Suecia, Noruega, Dinamarca, la zona del Véneto y Cataluña.

El análisis, que ha durado 5 años, ha vinculado el empleo de estos medicamentos con ciertos factores, como el Producto Interior Bruto y gasto farmacéutico, tasas de inmigración, paro, suicidios, número de médicos y siquiatras por habitante, individualismo, masculinidad y también inseguridad, entre otros muchos. El incremento en este periodo fue general, mas se observó mayor tendencia en Dinamarca y Cataluña (un veintidos por ciento ). En Dinamarca, por poner un ejemplo, ochenta y 3 con ocho dosis cada día por cada mil habitantes). Si bien fue de esta forma en todas y cada una de las edades, a nivel de género se confirmó que la ingesta femenina era de 2 a 3 veces mayor que la de los hombres en todas y cada una de las zonas.

Curiosamente, los resultados contrastan con la menor presencia de mujeres, y asimismo de personas mayores, en ensayos clínicos, conforme resaltan los estudiosos de Idiap Jordi Tanto, con lo que se considera urgente comenzar estudios observacionales para valorar el empleo de antidepresivos por la parte de estos conjuntos de población.

El estudio no ha podido confirmar la relación entre una mayor desempleo y el aumento del consumo de antidepresivos. En lo que se refiere a la inmigración, el país de origen, las contrariedades en el lenguaje y las diferencias en la forma de expresar externamente los síntomas sicológicos, sí pueden determinar un menor empleo de los recursos sanitarios con relación a la nosología depresiva. La investigación concluye asimismo que en las zonas con una mayor tasa de médicos de atención primaria por habitante asimismo se verificó un menor consumo de antidepresivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *