La IA ya supera a los humanos en los juegos para videoconsolas

La IA ya supera a los humanos en los juegos para videoconsolas

Las máquinas, según parece, pueden colaborar para hacer en frente de su contrincante. ¿El dominio de un  juego para videoconsolas se va a traducir asimismo a otras aplicaciones?

La inteligencia artificial ya ha superado a los humanos en juegos como Chess and Go, mas un nuevo algoritmo de DeepMind ahora semeja capaz de dejar a un lado su ráfaga competitiva para meterse de lleno en algo considerablemente más desafiante: la colaboración.

Conforme con una investigación publicado en la gaceta Science, los estudiosos de DeepMind han desarrollado «agentes» automatizados a fin de que se unan a máquinas y humanos para jugar una versión del juego Quake III Arena en modo ‘Capture the Flag’ (CTF), apresar la bandera.

Un enorme paso

En el campo de la inteligencia artificial, esto forma un enorme avance. Jamás ya antes una máquina ha sido suficientemente eficiente en interactúes sociales complejas, para pronosticar de qué manera se comportarán el resto, para navegar y ganar en juegos de múltiples jugadores… DeepMind ha calificado el triunfo como «desempeño a nivel humano»; mas, naturalmente, aun los juegos más complejos prosiguen estando lejísimos de la vida real.

En el modo perfecto CTF de Quake III, cada uno de ellos de los conjuntos de jugadores procura atrapar la mayor cantidad posible de banderas del otro equipo. Tras empezar en los campos base en los extremos opuestos de un mapa, los jugadores se lanzan en torno a un complicado laberinto de obstáculos, procurando hurtar la bandera al otro lado y traerla de vuelta a su lado del mapa. Si un jugador es alcanzado por un contrincante, es forzado a regresar a la base para «resurgir» y empezar la caza desde cero.

En el trascurso de cuatrocientos cincuenta juegos, equiparables a 4 años de partidas de CTF, los agentes de IA aprendieron a maniobrar a través del laberinto mientras que suprimían y evadían a los contrincantes. Las IAs tenían acceso a exactamente las mismas reglas que un jugador humano y cada uno de ellos aprendía con independencia de su experiencia. Al comienzo, los agentes IA tomaron resoluciones al azar, mas mediante una técnica de prueba y fallo de fuerza bárbara, cada uno de ellos empezó a archivar consejos y trucos que aumentarían su tasa de éxito.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *