La dieta occidental induce Alzheimer y Parkinson, esta proteína puede frenarlas

Las células grasas perturbadas por la dieta occidental tienen una función clave en el deterioro cognitivo y en las enfermedades neurodegenerativas

Un equipo de científicos de la Universidad Marshall, en E.U., ha publicado una investigación en la gaceta iScience que dilucida el papel que tienen las células grasas o bien adipocitos en el deterioro cognitivo y las enfermedades neurodegenerativas.

Esta investigación efectuada en ratones ha encontrado que las células grasas influyen en la contestación del organismo a la función cerebral. Este es el motivo por el cual la memoria y la cognición pueden estropearse cuando el tejido graso está perturbado. O sea, es una explicación de por qué razón la obesidad es una causa  tras estas enfermedades neurodegenerativas.

La dieta occidental induce agobio oxidativo, inflamación sistémica, y altera la función de la bomba de sodio-potasio

El funcionamiento del cerebro se fundamenta en la transmisión de impulsos eléctricos entre las neuronas. Estos impulsos se fundamentan en la transmisión de iones de sodio y potasio, cargados eléctricamente, mediante la membrana de las células. Una enzima es la encargada del transporte, llamada Na+/K+-ATPasa, o bien más simplemente, bomba de sodio-potasio.

Esta enzima asimismo actúa en todas las otras células del cuerpo, incluyendo las de grasa. Si la Na+/K+-ATPasa se desregula, afecta la expresión determinadas proteínas en las células grasas y en el hipocampo. Esto puede afectar a la función cerebral y llevar a la neurodegeneración. La solución estaría en dirigirse a las células grasas para reducir la actividad de la Na+/K+-ATPasa.

La autora primordial del estudio, Komal Sodhi, explicó que la dieta occidental induce el agobio oxidativo y la perturbación de los adipocitos mediante la señalización de Na+/K+-ATPasa. Esto causa inflamación sistémica y afecta a la bioquímica del cerebro y al comportamiento.

¿Va a funcionar con humanos?

Los estudiosos utilizaron como modelo ratones cambiados genéticamente en los que se liberó el péptido NaKtide, una proteína, en sus adipocitos o bien células grasas. Verificaron que la NaKtide impedía la función de señalización de Na+/K+-ATPasa. Esto impidió la aparición de los marcadores neurodegenerativos.

Los autores observaron que la función del hipocampo, la una parte del cerebro asociada a la memoria y la cognición, mejoró con la expresión del péptido NaKtide. Redujeron los marcadores proteicos perturbados de la memoria y la cognición en el hipocampo, y descendió el agobio oxidativo a por las citoquinas inflamatorias.

Conforme otro de los autores, Joseph I Shapiro, su objetivo es probar que la señalización de la Na+/K+-ATPasa en los adipocitos tiene un papel central en la inducción de perturbaciones en zonas específicas del cerebro. Esto sucede sobre todo en el hipocampo, que es esencial para la memoria y la función cognitiva.

El siguiente paso es saber si estos descubrimientos pueden confirmarse en humanos, lo que dejaría el desarrollo de medicamentos que frenasen los trastornos neurodegenerativos.

REFERENCIA

Role of Adipocyte Na,K-ATPase Oxidant Amplification Loop in Cognitive Decline and Neurodegeneration

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *