La coalición estratégica del campo de la edificación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sustentable se afianza con las actividades organizadas por los arquitectos en el marco de la COP25

Las jornadas “La Arquitectura frente al cambio climático. Tiempo de actuar”, organizadas por el Consejo Superior de los Institutos de Arquitectos de España (CSCAE) y el Instituto de Arquitectos de la capital de España (COAM) en el Eje Castellana Verde de la Cima del Tiempo (COP25), han afianzado los compromisos y la coalición estratégica y trasversal entre las administraciones públicas y el ámbito inmobiliario y de la edificación en España para trabajar, de manera conjunta, en la adaptación de las urbes al calentamiento global y lograr los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la Agenda dos mil treinta de la Organización de la Naciones Unidas.

A lo largo de un par de semanas, el cincuenta de especialistas -entre profesionales y representantes de organizaciones del campo y de las administraciones estatal, autonómica y local- que han participado en los “Diálogos CSCAE-COAM” y en las sesiones singulares del Observatorio dos mil treinta del CSCAE han coincidido en que el diseño y la planificación urbanas son vitales para la protección del planeta y de la salud de las personas, y se han mostrado absolutamente alineados para contribuir, activamente, desde sus empresas y organizaciones, en la transformación de las urbes y en la mitigación de los efectos del calentamiento global. Prueba de ello es la declaración de urgencia climática impulsada por el Observatorio dos mil treinta del CSCAE para el campo de la edificación: desde el instante en que se presentó de forma oficial, el pasado tres de diciembre, ya la han subscrito más de quinientos de profesionales y empresas, y seguirá activa, pues, como destacaba el leimotiv de la COP25, es “tiempo de actuar por el planeta”.

Entre las entidades que lo han hecho están el propio CSCAE y el Instituto de Arquitectos de la capital española, como los de Valencia y Extremadura, la Conselleria de Residencia y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana, la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), que abarca a mil quinientos empresas vinculadas a la industria inmobiliaria; Asemas, Sareb, Acciona; fabricantes, como la Unión Empresarial de Madera, Cosentino, Oficemen, Andece Prefabricados de Hormigón y STO Ibérica; Savills-Aguirre Newman, Conjunto Lobe, la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura (ASA), la Fundación Vía Célere, ARUP, Hispania Nostra, la asociación Wires, que reúne a mujeres con cargos de responsabilidad en el ámbito inmobiliario, el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) y el Consejo General de Economistas de España, el Consejo General de la Arquitectura Técnica y el Instituto de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, aparte de fundaciones como la Norman Foster Foundation, la Fundación Mies van der Rohe y la Fundació Hàbitat tres.

Asimismo ha quedado en patentiza que tan esencial como la predisposición y el compromiso del campo es la precisa cooperación de las administraciones públicas a todos y cada uno de los niveles y la implicación del campo financiero para avanzar en un marco normativo conveniente y movilizar el capital que haga posible la transición a la velocidad que demanda la situación. En este sentido, en la sesión dedicada al campo público frente al cambio climático, el directivo general de Arquitectura, Residencia y Suelo del Ministerio de Promuevo, Javier Martín, incidió en que la sociedad está demandando a las administraciones que trabajen en las urbes para mejorarlas y humanizarlas, sin olvidarse de producir ocasiones en ambientes que no tiene carácter metropolitano o bien son grandes ciudades. Agregó que la ciudadanía asimismo está demandando edificios sustentables y apuntó que esto debe quedar reflejado en los programas de las políticas de residencia pública.

“El reto es colectivo y apremiante, mas el campo está en condiciones de afrontarlo”, remarca el presidente del CSCAE, Lluís Comerón, que advierte que los cambios no pueden limitarse única y únicamente al plano energético: “Este es solo parte del reto. Las urbes encaran otros retos, como el acceso a la residencia, el envejecimiento progresivo de la población, el cambio de hábitos sociales y culturales que han introducido las nuevas tecnologías y también Internet y la cohesión social. De ahí que, es esencial una planificación con visión integral por medio de un enorme acuerdo verde centrado en las urbes. Un Green New Deal for Cities que tenga carácter en un largo plazo y multinivel que acelere los cambios precisos para lograr el modelo de urbe contemplado en la Agenda Urbana De España desde los ODS de la ONU”. Esto es: compacta, espesa, con mezcla de usos y con una estructura policéntrica en la que se reviertan la zonificación actual y se promuevan nodos de cercanía que reduzcan los desplazamientos y produzcan comunidad y equilibrio social”.

Por su lado, la decano del COAM, Belén Hermida, que fue la encargada de abrir los diálogos coorganizados desde el Instituto Oficial del Arquitectos de la villa de Madrid con el Consejo Superior de Institutos de Arquitectos, incidió en el papel de los arquitectos en el diseño de las urbes y su responsabilidad frente al cambio climático. “Los arquitectos diseñamos el telón de fondo en el que los ciudadanos interpretan sus vidas, mas asimismo las vivimos como ciudadanos. De ahí esa doble responsabilidad, y de ahí la pertinencia de encuentros como este donde compartir, discutir y avanzar”. Hermida se refirió a la precisa cooperación entre administraciones, universidades y institutos profesionales, para comprender la urbe que se quiere proyectar; “queda mucho margen de cooperación para liderar ese cambio preciso en las ciudades”, apuntó la decano del COAM, que defendió la creación de “equipos multidisciplinares, que sean capaces de proyectar ahora, la urbe que va a venir después”.

En las jornadas “La Arquitectura frente al cambio climático. Tiempo de actuar” han participado como comunicantes, aparte del directivo general de Arquitectura, Residencia y Suelo del Ministerio de Promuevo, John Y también. Fernández, maestro del Departamento de Arquitectura y directivo del programa de Tecnología de la Edificación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT); Ruth Schagemann, miembro del Bureau del Consejo de Arquitectos de Europa (CAE); los arquitectos Luis Vidal, Salvador Rueda y Vicente Guallart; el presidente de APCE, José Antonio Gómez Pintado; la presidente de WIRES, Carmen Panadero, y su análogo de la Unión Maderera, José Carballo, y el directivo de Planificación Estratégica de la Asociación De España de la Banca, Juan Carlos Delrieu, entre otros muchos especialistas y especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *