La ‘Caja Negra de la Tierra’ registrará el fin del planeta

Lo que va a quedar si la civilización humana colapsa

Gestionada por la Universidad de Tasmania, Clemenger BBDO y la agencia creativa Glue Society, la idea de este registro en discos duros que incluirán cualquier publicación en redes sociales sobre el cambio climático, y documentará la acidificación de los océanos, la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmosfera, la población humana, el consumo de energía, el gasto militar, los cambios de política y todo lo que pueda estar relacionado con el cambio climático merced a un algoritmo especializado, pretenderá asistir a las generaciones futuras a eludir los fallos cometidos por los humanos.

Este enigmático monolito ubicado en la mitad de la nada (sitio escogido por su «estabilidad geopolítica y geológica» por delante de otros aspirantes como Malta, Noruega y Qatar), tiene la capacidad de guardar suficientes datos para las próximas de 3 a 5 décadas, y prosiguen su investigación para acrecentar sus capacidades de almacenaje alén del fichero de historias y la compresión de datos.

Mas, ¿de qué forma van a acceder los humanos del futuro a ella?

Esto es todavía una tarea por acabar. Sus autores saben que acceder a la “Caja Negra de la Tierra” no es fácil, en tanto que está desarrollada exactamente a fin de que sea un reto abrirla y requeriría tecnologías avanzadas. El monolito, tal y como si una nueva piedra de Rosetta se tratase, empleará múltiples formatos de codificación, incluyendo el simbolismo matemático, para sus inscripciones de placas de acero analógicas en un largo plazo, que incluirían las instrucciones precisas para decodificar la caja por la parte de quien la descubra. Sea quien sea.

Conque, como acabe la historia, va a depender únicamente de nosotros.

Recordemos que el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la Organización de la Naciones Unidas estimó que, en los escenarios actuales, el planeta seguramente alcanzaría el umbral de uno con cinco grados Celsius para dos mil cuarenta. Ojalá este proyecto contribuya a acrecentar la “alarma climática” frente a los alarmantes índices relacionados con el calentamiento global y otros aspectos ambientales por el hecho de que, de momento, no nos aproximamos a cumplir los objetivos del Pacto de la ciudad de París para limitar el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *