La ayuda del SEPE con menos de un año trabajado

En España para tener derecho a cobrar el paro es preciso haber trabajado (y cotizado) cuando menos un año. Si no cumplimos este requisito tal vez podamos solicitar un subsidio por desempleo, que, en contraste a la prestación, no es contributivo.

Requisitos de cotización y económicos

Aparte de estar en situación legal de desempleo e anotarse como demandante de empleo, hay que cumplir con unos requisitos de cotización y nivel de rentas. Por una parte, pueden pedirlo quienes tengan responsabilidades familiares (cónyuge o menores de veintiseis años que dependan de nosotros) y hayan cotizado por lo menos 3 meses y, por otro, quienes no tengan absolutamente nadie a su cargo y hayan cotizado por lo menos medio año.

En lo que se refiere al nivel de ingresos, es preciso no percibir rentas de cualquier clase superiores al setenta y cinco por ciento del sueldo mínimo interprofesional, sin contar la parte proporcional de dos pagas excepcionales del SMI. Puesto que el SMI es de 14 pagas de mil euros y no hay que contar las extras, el máximo que se puede ganar sería de nueve mil euros (el setenta y cinco por ciento de doce).

Asimismo se tiene derecho al subsidio si en el instante de efectuar la petición no se reúnen estos requisitos económicos o por cargas familiares, mas podemos justificar que sí los cumpliremos antes que pase un año.

Por otro lado, hay que tener en consideración que si somos mayores de cincuenta y dos años vamos a tener derecho a percibir el subsidio por desempleo para trabajadoras que hayan alcanzado esta edad y que si hemos interrumpido el cobro de una prestación contributiva para trabajar este último periodo de menos de trescientos sesenta días vamos a deber pedir su reanudación. Otro tanto ocurre si lo que suspendimos ya era un subsidio y no prestación. Sin embargo, si no es la primera vez que lo suspendemos, tenemos múltiples periodos trabajados y entre todos suman trescientos sesenta días o más, vamos a deber pedir una nueva prestación contributiva por desempleo.

Duración y cuantía del subsidio

La duración depende del número de meses cotizados y si se tienen o no cargas familiares. Si se tienen cónyuge o hijos a cargo (menores de veintiseis o mayores con discapacidad) y se han cotizado entre 3 y 5 meses el subsidio va a durar tanto como se haya cotizado. Si, en cambio, alcanzamos los 6 meses el derecho se va a reconocer por 6 meses que se pueden prorrogar por periodos de medio año hasta un total de veintiuno meses.

Si no hay cargas familiares, el subsidio va a durar 6 meses si han cotizado otros tantos o más meses.

La cuantía mensual del subsidio por desempleo es igual al ochenta por ciento del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), que este año es de quinientos setenta y nueve con dos euros mensuales. Esto es, la cuantía que vamos a cobrar va a ser de cuatrocientos sesenta y 3 con veintiuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *