La AIReF calcula que el Producto Interior Bruto puede caer más del doce por ciento este año

La AIReF va a dar a conocer el jueves sus previsiones actualizadas con una revisión a la baja en la que el Producto Interior Bruto puede hundirse hasta un doce por ciento

La presidente de la AIReF, Cristina Herrero, ha adelantado este lunes que el organismo publicará el jueves la actualización de sus previsiones, que contemplan un agravamiento del Producto Interior Bruto, que podría caer más del doce por ciento en el escenario más desfavorable previsto.

Herrero, que participó en la sesión ‘Líderes en directo’, organizada por el Consejo General de Economistas, señaló que hace un mes la AIReF cuantificaba una contracción del Producto Interior Bruto en dos mil veinte del orden del nueve por ciento al doce por ciento , dependiendo primordialmente de la evolución de la pandemia a nivel del mundo y del éxito de las medidas de liquidez y mantenimiento de rentas instrumentadas.

Ahora, con la actualización de los datos que publicará el jueves la AIReF, el organismo estima que la caída del Producto Interior Bruto este año podría ser medio punto superior a lo estimado hace un mes, mas asimismo prevé una restauración «ligeramente más favorable» en dos mil veintiuno que lo predecido ya antes, cuando contempla un levanta del Producto Interior Bruto de entre el cuatro con seis por ciento y el cinco con ocho por ciento . «La restauración va a ser gradual y también incompleta», señaló.

Este revisión a la baja, explicó, se debe a que la caída del Producto Interior Bruto del segundo trimestre ha sido mayor de lo aguardado, y no se debe tanto a que la restauración económica vaya a ser más lenta.

En este sentido, Herrero apuntó que en el tercer trimestre se está generando una «clara reactivación» de la economía de España, a un «ritmo elevado», si bien solicitó no sacar «conclusiones equivocadas», puesto que la crisis económica va a ser «profunda» y «sin precedentes».

MÁS DÉFICIT

En lo que se refiere a la evolución del déficit, Herrero aseveró que asimismo se ha empeorado la estimación precedente, y ahora prevén un déficit para este año entre 6 décimas y un punto superior, frente al diez,3 por ciento que estimaban en un inicio, con lo que podría superar el once por ciento del Producto Interior Bruto, o bien aun el catorce por ciento en el escenario más desfavorable.

Sobre la evolución del déficit de la Seguridad Social (más el SEPE y el Fogasa), aseguró que conforme con sus previsiones, este año va a aumentar en un rango de entre el tres con nueve por ciento y el cinco con uno por ciento , conforme los 2 escenarios macroeconómicos planteados, debido a que estos organismos son los que han articulado el grueso de las medidas adoptadas, como el pago de los ERTE, la prestación para los autónomos, o bien el ingreso mínimo vital.

Además de esto, apuntó que el gasto en pensiones proseguirá medrando a un ritmo afín a ya antes de la crisis, de tal modo que la AIReF estima un incremento del tres con cinco por ciento para este año.

Con respecto a la evolución del mercado de trabajo, Herrero aseveró que absorber a los trabajadores que se hallan ahora en un ERTE en uno de los primordiales desafíos, puesto que en ciertas ramas de actividad, como la hostelería, los ERTE han llegado a lograr al ochenta por ciento de los trabajadores.

Conforme las perspectivas de la AIReF, las pérdidas de empleo en
dos mil veinte podrían estar sobre el diez por ciento en tasa de empleo equivalente a tiempo completo y con una restauración muy parcial en dos mil veintiuno.

En este contexto, Cristina Herrero piensa que la prioridad de corto plazo no puede ser otra que ahondar en las medidas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas y al empleo para procurar que no se pierdan por el camino empresas viables ni puestos sustentables.

ESTRATEGIA DE SALIDA A MEDIO PLAZO

Mas, a su juicio, se precisa asimismo una estrategia con un horizonte temporal «algo más extenso y con el mayor acuerdo posible», teniendo presente que hay que reincorporar al mercado de trabajo a los trabajadores en ERTE y asegurar la aptitud de las compañías.

En este contexto, si bien demanda que a corto plazo debe continuar la política fiscal expansiva para asegurar la renta de familias y empresas, en un medio plazo aseguró que es indispensable conservar la sostenibilidad de las finanzas públicas, dado el «intenso deterioro» del saldo presupuestario en dos mil veinte, con una restauración «limitada» en dos mil veintiuno.

De este modo, el ratio de deuda pública sobre el Producto Interior Bruto se ubicará a fines de año entre el ciento dieciseis por ciento y el ciento veintitres por ciento , y agrega que para sostener estable en dos mil treinta el nivel de deuda de dos mil veintiuno, sería preciso efectuar un ejercicio de consolidación fiscal afín al de la década pasada y lograr el equilibrio presupuestario en dos mil treinta.

En este escenario, conforme la presidente de la AIReF, la inseguridad no puede ser una disculpa para no efectuar «un ejercicio de estrategia y previsión de medio plazo», que incluya una planificación presupuestaria ordenada con la estrategia de restauración.

«La existencia de recursos auxiliares de la Unión Europea y su conveniente destino es un motivo auxiliar para una planificación económica y fiscal minuciosa», conforme Herrero.

ACTIVAR LA ‘CLÁUSULA DE ESCAPE’ EN ESPAÑA

Hasta la puesta en marcha de dicha estrategia de consolidación fiscal, que retardó alén del año dos mil veintiuno, Herrero abogó por activar la «cláusula de escape» que contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria y que acepta desviaciones de las reglas fiscales en un corto plazo, mas asociadas a la presentación de un plan de reequilibrio.

Por esta razón, la AIReF ha recomendado en múltiples ocasiones hacer empleo de esta flexibilidad y activar dicha cláusula para diseñar una hoja
de senda que fije una ruta «oportuna y creíble» y para dar certeza sobre las reglas de juego. En este sentido, recordó que la Unión Europea activó de forma muy temprana la cláusula de escape del acuerdo presupuestario y diecinueve Estados miembros de la Unión Europea ya lo han hecho.

En lo que se refiere al instante oportuno para comenzar a aplicar el plan de consolidación fiscal, una vez superada la crisis, Herrero aseveró que es bastante difícil delimitar una data precisa, mas ya «no parece» que dos mil veintiuno vaya a ser un año en el que se den las condiciones, puesto que la inseguridad todavía va a ser «alta», la restauración «frágil» y es «muy probable» que el próximo año las medidas de apoyo prosigan siendo precisas.

REFORMA DE PENSIONES Y REFORMULAR BENEFICIOS FISCALES

La presidente de la AIReF asimismo se refirió a la reforma del sistema público de pensiones y al Ingreso Mínimo Vital (IMV). Sobre la primera, apostó por alterar los requisitos de acceso a la pensión para aproximar la edad eficaz de jubilación a la real y por ampliar el cálculo de la pensión alén de los veinticinco años actuales, y adelantó que en el mes de septiembre publicarán un actualización de sus recomendaciones a este respecto.

Sobre el IMV, afirmó que existen «fuertes argumentos» para proteger la puesta en marcha del mismo, dado los mayores niveles de pobreza y de desigualdad de España en frente de otros países del ambiente y que las previsiones de la AIReF sobre el costo de la medida y los posibles adjudicatarios coinciden con los del Gobierno, aunque afirmó que todavía hay inseguridad sobre de qué manera se prevé financiar, los mecanismos para hacerla compatible con un trabajo o bien la coordinación entre administraciones.

Finalmente, Herrero adelantó que a fines de este mes la AIRef publicará los análisis que está haciendo sobre trece beneficios fiscales y sobre infraestucturas de transporte. En lo que se refiere a las ventajas fiscales, afirmó que ciertos de ellos sí cumplen los objetivos para los que fueron aprobados, mas hay una «amplia batería» que no los cumple o bien que producen «alguna distorsión», con lo que sería recomendable una «revisión o bien reformulación» de exactamente los mismos.

La AIReF solicita acomodar la política presupuestaria al impacto del coronavirus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *