José Luis Pérez «Podemos suprimir sprays con coronavirus si bien estén en un cajón»

Entrevistamos a José Luis Pérez Catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares que ha desarrollado Counterfog, una tecnología que deja apresar agentes tóxicos en forma de spray

José Luis Pérez Díaz es Catedrático en la Escuela Politécnica de la Universidad de Alcalá y hoy día asimismo es consejero encargado de la compañía tecnológica Counterfog ebg de la UAH sociedad limitada A lo largo de su investigación ha desarrollado una tecnología que deja capturar agentes tóxicos, así sean biológicos, químicos y radiológicos, cuando se hallan en forma de spray.

Esta tecnología se fundamenta en el empleo de un flujo de aire con gotas de agua que captura las partículas que están en suspensión. De esta forma evita que las nubes tóxicas y los sprays se desperdiguen y además de esto los suprime de manera eficaz. Para producir esta «niebla limpiadora» han desarrollado una boquilla singular que se amolda a diferentes sistemas de agua a presión.

El propósito de esta tecnología es poder desinficionar y adecentar grandes áreas. Counterfog se usa en nuestros días para quitar los sprays que transportan al coronavirus. La Policía Nacional ya lo emplea para desinficionar sus turismos y también instalaciones, los sanitarios para adecentar las ambulancias y ciertas empresas como los hoteles para adecentar sus habitaciones.

¿De qué forma nace este proyecto? ¿De dónde viene la idea?

La idea nace hace prácticamente diez años. La Comisión Europea solicitó una herramienta para contrarrestar las consecuencias de accidentes en la industria química, nubes tóxicas, o bien ataques terroristas con agentes químicos o bien biológicos. Nos percatamos de que en todos estos casos lo esencial no respirar las substancias, y se nos planteamos aplicar otra bruma para anular una bruma tóxica.

¿De qué forma marcha este sistema?

Cuando llenas un circuito de bruma semeja que esta irá cayendo, mas las gotas son de apenas unas pocas micras, conque lo hace tan de forma lenta. Las gotas de la bruma no tienden a moverse si no existe ninguna corriente de aire. Siempre y en todo momento digo que la bruma es como las pasas de un bizcocho y si deseas desplazar las pasas debes desplazar el bizcocho.

Los que nos ocurrió es que justo las boquillas que habíamos inventado crean un cono de bruma con una activa que absorbe el aire de alrededor. De este modo conseguimos hacer chocar las gotas que del tamaño de micras y podemos adecentar el aire.

¿Son las boquillas la clave de esta tecnología?

Estas boquillas se diseñan particularmente a fin de que produzcan el tamaño de gota y la cantidad de bruma requerida. De esta forma se produce una suerte de ciclón capaz de depurar todo el aire. Además de esto, las condiciones laborales son parcialmente simples, no emplea gas, ni altas presiones.

A la bruma se le pueden incorporar otros compuestos para tratar la nube con mayor eficiencia. Por servirnos de un ejemplo, se han añadido micropartículas de óxido de titanio y aluminio que sirven de catalizador para tratar nubes químicas. Estos catalizadores dejan desarticular la substancia tóxica y de este modo la bruma la suprime velozmente.

Esta tecnología estaba concebida para contrarrestar diferentes agentes. ¿Debió amoldarse para la actual situación y de esta forma poder “atrapar” el coronavirus?

Las boquillas ya estaban concebidas para combatir sprays y agentes volátiles pequeñísimos, como las esporas de ántrax que se liberan en un ataque biológico. Nuestra tecnología suprime todo, aun si bien esté metido en un cajón.

La policía planteó usar una de estas boquillas grandes sobre un camión antidisturbios para ir limpiando el aire y eliminar el virus del entorno, mas para desinficionar el interior de una vivienda esto es incómodo. Entonces debimos desarrollar de manera rápida unas boquillas más pequeñas, montarlas en un sistema que pudiese usar una persona y que se pudiese conectar a la corriente eléctrica normal.

Se sabe que la transmisión del virus ocurre por sprays. Esto ocurre meridianamente en interiores, mas en exteriores la transmisión del virus reduce mucho ¿Verdaderamente tiene utilidad un cañón sobre el camión antidisturbios de la Policía Nacional?

El virus tiene un tamaño pequeñísimo, una partícula de ese tamaño puede ser empujada cara el exterior desde el pulmón de una persona inficionada y debido a su tamaño puede viajar por donde desee. Si estamos en el exterior ocurre precisamente lo mismo, es tal y como si alguien fuma, puedes respirar ese humo, mas depende de donde estés y de la dirección del viento vas a respirarlo aproximadamente. El caso del cañón de policía tiene sentido en lo que se refiere a lo que se está aplicando es desinfectante y evita que el virus se pueda resuspender.

¿Es preciso emplear algún género de líquido singular o bien sirve el agua del grifo?

Se puede rellenar con agua del grifo, no hace falta nada singular. Mas si deseas puedes agregar desinfectante o bien otras substancias. Por poner un ejemplo, se puede agregar hipoclorito de sodio, esto es lejía, para suprimir microorganismos. Además de esto, la concentración que se usa es verdaderamente baja equiparada con la cantidad de lejía que se emplea cuando fregamos el suelo.

¿Qué capacidad tiene este dispositivo, cada cuánto tiempo ha de ser recargado?

El modelo que tenemos acá tiene una capacidad de doce litros, mas otros modelos son de 4 litros. Este está ideado para el empleo profesional y poder desinficionar un hotel. De esta manera desinficionamos una habitación en solo 2 minutos. La duración del agua del depósito va a depender del empleo del aparato. Mas puede perdurar muchas horas puesto que las gotas que se generan son pequeñísimas.

¿Para qué exactamente entornos está recomendado?

Generalmente aquellos sitios que se precisen tener operativos velozmente. Por poner un ejemplo, las ambulancias donde se ha llevado un enfermo y se se ha polucionado el entorno. Tras aplicar este sistema se puede regresar a entrar en la habitación de forma inmediata sin inconvenientes.

¿Va a poder emplearse este sistema en casa?

Este equipo es sencillísimo de manejar. Una persona puede aprender a emplearlo en diez minutos. Lo hemos hecho robusto frente al mal empleo. Si el equipo es mal usado no va ha ocasionar ningún daño. Lo único que puede suceder es que moje demasiado una superficie. Su empleo es muy intuitivo.

¿Qué ventaja supone este procedimiento con respecto a otros, de qué manera el purificador de ozono?

Los purificadores de ozono desinficionan haciendo que el ozono oxide las estructuras de los microorganismos. Para desinficionar con ozono se precisan lograr altas concentraciones de este gas a lo largo de bastante tiempo y como es tóxico es preciso evacuar la zona y ventilar ya antes de regresar a entrar. Por otro lado, con los sistemas de ultravioleta es bastante difícil que la luz desinfecte todas y cada una de las zonas puesto que se generan sombras. No obstante, Counterfog puede desinficionar una habitación en cuestión de minutos y ser de nuevo empleada de forma inmediata.

Ahora que al fin semeja que vemos el final de la pandemia ¿Están pensado aplicar Counterfog para otras situaciones de la vida diaria, como atenuar la polución? ¿De qué forma se podría hacer eso?

La primordial polución de las urbes viene del humo que producen los vehículos o bien las calefacciones. Nosotros pensamos en desarrollar unos dispositivos cilíndricos con unas boquillas que produzcan conos de bruma y de este modo depurar el aire. En verdad, tenemos una estimación del número de boquillas que serían precisas de poner durante una carretera como la M-treinta de la capital de España para lavar el aire. Este sistema sería en especial útil en situaciones de inversión térmica. Sería como tener un filtro de aire, mas más veloz y efectivo. Así se suprimiría la polución en vez de trasladarla a otro sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *