Drones que plantan árboles

Inventos que pueden salvar nuestro planeta

Precisamos que nuestros actos tengan en cuenta el medioambiente.

¿Sabes qué es la salud planetaria? Es un campo bastante reciente que observa la intersección entre el planeta natural y la humanidad. De forma frecuente, esa intersección resulta ser una colisión frontal que acaba mal para las dos partes. Y es que no solo debemos mirar el tiempo, sino más bien todas y cada una de las formas en las que los humanos nos relacionamos con el ambiente. Recordemos que todo cuanto le hagamos a la Tierra nos va a afectar de un modo o bien otro.

Únicamente en el último siglo, la pobreza ha disminuido y las esperanzas de vida han aumentado, la biodiversidad se ha desplomado, los suministros de agua dulce se han agotado, los bosques se han reducido y el tiempo cambia velozmente. Aunque puede parecer que las buenas noticias de los 2 primeros ejemplos no están relacionadas con la naturaleza apocalíptica de los últimos 3, todo está conectado. Una mejor salud, una vida más larga y la prosperidad de nuestra creciente población en el planeta solo ha sido posible merced al empleo de todos y cada uno de los recursos a los que tuvimos acceso.

Mas, como todos hemos aprendido desde pequeños, las acciones siempre y en toda circunstancia tienen consecuencias.

El Congreso Internacional de Enfermedades Infecciosas ha descubierto, por poner un ejemplo, que los avances actuales que hemos conseguido en materia de salud y sociedad podrían desaparecer de forma fácil así como nuestros recursos. (Seguro que a más de uno le viene a la cabeza la saga de ciencia ficción Mad Max).

Distintos estudios han hallado que los cambios en el medioambiente podrían llevar a un incremento en las tasas de mortalidad. De esta forma, como muestra, los altos niveles de dióxido de carbono en la atmosfera podrían conducir a una menor absorción de cinc en las plantas y el cinc es un nutriente que precisa nuestro sistema inmunológico. Si los cultivos tienen menos cinc por lo general, los especialistas estiman que entre ciento treinta y dos y ciento ochenta millones de personas podrían tener una deficiencia de cinc para dos mil cincuenta, aparte de las personas que sufren malnutrición.

Entonces existen otra serie de peligros para la salud: la escasez de agua y las enfermedades de las plantas pueden afectar el suministro de comestibles. Los humanos que invaden hábitats de vida silvestre no solo dañan la vida silvestre, sino asimismo nos pueden poner en contacto con enfermedades ignotas y mortales como el ébola.

¿Qué podemos hacer para asistir a salvar nuestro planeta? Acá tienes unos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *