Inteligencia de sepias vs. niños de 4 años: ¿Quién gana?

Descubriendo la Sorprendente Inteligencia de la Sepia

La inteligencia no es exclusividad de los humanos, y esto se hace evidente al observar a los animales que nos rodean. Primates, delfines y aves demuestran a menudo capacidades cognitivas que asombran a los científicos. Sin embargo, hay un grupo de criaturas, a menudo subestimado por su naturaleza invertebrada, que también muestra una inteligencia notable: los cefalópodos, y en particular, las sepias.

Los Cefalópodos y su Capacidad Cognitiva

Entre los cefalópodos, que comprenden a los pulpos, calamares y sepias, estos últimos destacan por su habilidad para resolver problemas, su imaginación y la capacidad de anticipar eventos futuros, a pesar de su aparente distancia evolutiva del ser humano y su limitada interacción social. De hecho, hay quienes se preguntan si las sepias podrían rivalizar en inteligencia con un niño pequeño.

El Reto del Malvavisco en el Mundo Submarino

El famoso test del malvavisco ha sido un pilar en la psicología del desarrollo humano para entender el autocontrol y la gratificación diferida. Los niños suelen superar esta prueba alrededor de los 4 años. Intrigados por estas capacidades, científicos de la Universidad de Cambridge, con Alexandra K. Schnell al frente, adaptaron esta prueba para las sepias. En su experimento, las sepias tuvieron que elegir entre un alimento inmediato y otro más apetitoso pero con demora. El resultado fue sorprendente: las sepias esperaron por la mejor recompensa, mostrando un nivel de autocontrol comparable al de muchos vertebrados.

Ampliando el Horizonte Cognitivo de las Sepias

Pero el test del malvavisco es solo una pieza del rompecabezas. Otros estudios han explorado la capacidad de las sepias para aprender y recordar. Por ejemplo, una investigación de la Universidad de Caen reveló que las sepias pueden utilizar tanto el aprendizaje por respuesta como por lugar, lo que les permite navegar y encontrar recursos en su entorno. Este tipo de aprendizaje espacial es esencial para su supervivencia.

Además, se ha demostrado que las sepias pueden asociar estímulos visuales con la obtención de alimento, una habilidad que indica una cognición avanzada. Este aprendizaje asociativo les permite adaptarse a cambios en su ambiente y es un claro indicador de inteligencia.

¿Comparables a un Infante Humano?

Definir la inteligencia en los animales es un reto, y aunque las sepias muestran habilidades cognitivas que sorprenden, no podemos decir que superen en inteligencia a un niño de 4 años. La inteligencia humana es multifacética, incluyendo comunicación, emociones y conciencia social, aspectos que no se han probado en sepias. Aunque estos invertebrados pueden sobresalir en tareas específicas, es fundamental reconocer las diferencias en la cognición a través de las especies.

En resumen, las sepias son un claro ejemplo de que la inteligencia se manifiesta de formas extraordinarias y únicas en el reino animal. Sus capacidades de resolución de problemas, aprendizaje y memoria son un testimonio de la complejidad de la vida marina y de la necesidad de seguir explorando los misterios de la cognición en todas sus formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *