Tipo de homologación para moto en caso de impactos

Ir en moto es divertido y peligroso, por lo que siempre hay que llevar una serie de protecciones que van mucho más allá del casco. En una visita a saco podemos ver cuáles son estas defensas, que deben de tener unas características para ser válidas.

Lo principal es que todas las prendas de protección que compremos estén homologadas de acuerdo a las normas europeas, lo que quiere decir que en caso de accidente funcionan tal y como dicen, pues de lo contrario cualquiera podría decir que su protección para pecho es la mejor sin que nadie la haya probado.

¿Qué debemos buscar en una ropa de moto contra impactos?

Por suerte, saber si una prenda que nos interesa protege de verdad contra los impactos es tan sencillo como mirar su etiqueta.

Si cumple con la norma EN 1621 frente a golpes, en la etiqueta veremos una imagen de un motorista y la zona que protege la prenda. También el nivel de protección, si se han realizado pruebas a altas y bajas temperaturas y por último, la homologación y el año de fabricación.

Homologación para las extremidades y la espalda

Nuestras extremidades son las primeras que acaban tocando el suelo cuando hay una caída, de manera que conviene protegerlas bien para no terminar pasando por el quirófano y la posterior rehabilitación.

De esta forma, cuando queramos proteger codos, hombros, caderas o rodillas hay que buscar la homologación EN 1621-1:2012, de la cual existen dos niveles según la fuerza que se transmita a nuestros miembros en la caída.

Homologación para la espalda

La homologación para la espalda se conoce como EN 1621-2: 2014 y las pruebas que se hacen son las mismas que las anteriores.

También existen dos niveles, pero en este caso para otorgarlos se requiere que las protecciones rindan mejor, pues la espalda es una de las zonas más frágiles si nos vamos al suelo.

Protecciones para el pecho

En el pecho hay otra homologación que se llama prEN 1621-3: 2017. Como vemos, las iniciales son distintas a las dos anteriores y eso significa que está en fase de pruebas, aunque se pueden vender de manera totalmente legal y nos van a proteger.

Como en casos anteriores, también hay dos niveles de protección. El nivel uno es el que atenúa el impacto, mientras que si compramos una protección de nivel dos además de suavizar el golpe distribuirá la fuerza de este.

Homologación para protección inflable

Las últimas prendas de protección en incorporarse al mundo de la moto han sido las inflables, las que se conocen como airbags para motoristas.

Al ir a comprar una debemos buscar que tengan la homologación EN 1621-4: 2013, que es la que nos asegura que esta protección va a funcionar como debe y nos va a cuidar en caso de impacto, además de que nos permitirá movernos con libertad cuando está deshinchada y podremos manejar la moto con seguridad.

Aquí también hay dos niveles, de manera que podemos escoger el que mejor se adapte a nosotros, sabiendo que es posible que las prendas de nivel dos sean algo más incómodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *