Funkos Disney que niños y adultos querrán coleccionar

El coleccionismo es algo que pasa de generación en generación y que solo se va actualizando, de manera que ahora mismo uno de los objetos que más se atesoran son los muñecos conocidos como Funkos, los cuales podemos adquirir en la tienda elimperiodeljuguete.es.

En el caso de estas figuras hay una presencia enorme de Disney, tanto del más clásico como de las películas y series actuales, por lo que la variedad de muñecos es grandiosa.

¿Qué son los Funko Pop?

Un Funko Pop no es más que un muñeco cabezón de vinilo que imita a un personaje famoso, a los de Disney en el caso que nos ocupa.

Nacieron en el ya lejano año 1989, pero al menos en España no ha sido hasta hace unos años cuando se ha desatado la fiebre por coleccionarlos, de forma que podemos ver muchos vídeos de personas que tienen paredes forradas con estos muñecos siempre metidos en sus cajas.

Podemos encontrar una variedad enorme de personajes de Disney

De entre las razones por la que tanto niños como adultos quieren coleccionar estos muñecos está el que cada tipo de público va a tener los Funkos de las series o las películas que marcaron su época, con lo cual casi siempre nos referimos a la niñez y a la juventud.

Por ejemplo, se puede adquirir un Snowtrooper de Star Wars, una franquicia que ahora pertenece a Disney y que está más de actualidad que nunca, por lo que tanto los niños como los seguidores más mayores podrán tener tanto esta figura como la de un Stormtrooper.

Si nos vamos a las películas actuales es posible comprar los de los Eternals, y podemos poner en nuestra habitación la figura de Sersi o la de Ajak si nos gusta más este personaje, aunque por su precio es posible llevarnos las dos.

No hay franquicia de Disney que no tenga su Funko y podemos estar seguros de que cuando sale una serie nueva o una película se estrena vamos a tener los muñecos de los personajes principales.

El precio es parte de su éxito y se llegan a revalorizar mucho

Es indudable que el precio ha tenido bastante que ver en sus ventas y es que por 15 euros nos podemos llevar a casa la mayoría de las figuras. Además, no es extraño ver ofertas en las tiendas en las que algunos Funkos se venden a precios menores.

Eso significa que incrementar la colección no es caro y que todo el mundo se puede permitir comprar uno o dos de manera mensual, teniendo una variedad enorme de muñecos entre los que elegir.

Sobre la faceta de coleccionismo es indudable que el valor que toman algunas de las figuras de tiradas más limitadas o con menos stock también ayuda mucho a seguir comprando, pues sabemos que en la mayoría de los casos no vamos a perder dinero si los tenemos que vender y que en algunos podemos multiplicar por más de diez lo que pagamos en su día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *