Francia admite discutir con España la creación del gaseoducto Midcat mas no su realización en un corto plazo

El proyecto del Midcat quedó aparcado en dos mil diecinueve por el hecho de que los operadores de redes de los dos países concluyeron que no se justificaba, teniendo presente los costos y la rentabilidad que se podría conseguir.

España ha intentado relanzarlo en los últimos meses, al calor de la crisis energética desencadenada con la invasión rusa de Ucrania y de la necesidad de aprovisionar el mercado europeo con fuentes opciones alternativas frente a los cortes de gas de la ciudad de Moscú.

El presidente alemán, Olaf Scholz, destacó el «apoyo total» de su Gobierno al Midcat como solución «a largo plazo» al suministro europeo de gas.

No obstante, Francia insiste en que las infraestructuras para hacer llegar gas desde España a países del centro de Europa como Alemania tardarían muchos años en ser construidas, costarían miles y miles de millones de euros y eso no semeja tener sentido cuando lo que se quiere es poder prescindir de los hidrocarburos para mediados de siglo.

Frente al incremento de la presión por la parte de España, Alemania y Portugal, Macron intervino en público en este discute el día pasado cinco para insistir en esa situación, recordando que los dos gaseoductos que hay ahora entre España y Francia se han estado usando solo a poco más del cincuenta por ciento de su capacidad desde el principio de la guerra de Ucrania en el mes de febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *