fake news, cambio climático y koalas en riesgo

fake news, cambio climático y koalas en riesgo

Australia está en llamas. No es la primera vez en los últimos meses que somos testigos de incendios forestales tan beligerantes y prolongados en alguna zona de nuestro planeta.

La situación de Australia es preocupante, singularmente para su fauna: la población de koalas está menguando de forma espantosa. La cantidad de animales fallecidos podría ascender a los mil millones.

Además de esto, se contabilizan veintiseis personas fallecidas y cinco millones de hectáreas quemadas desde el momento en que los incendios empezaron en el mes de septiembre.

Y, como siempre y en toda circunstancia, hay mucha desinformación en las redes sociales. ¿Por qué razón arde Australia? ¿Han sido provocados los incendios? ¿Qué papel juega el cambio climático en esta grave situación?

Australia tiene un tamaño de siete millones ochocientos mil quilómetros cuadrados de superficie total, de los que el diecisiete por ciento es bosque. Esto quiere decir que la mayoría de Australia es un enorme desierto.

Para hacernos una idea, la superficie de España, en comparación, es solo de setecientos 72 mil quilómetros, y sus bosques representan el treinta y seis por ciento .

Incluso de este modo, dado su enorme tamaño, la superficie forestal de Australia equivale a alrededor del tres por ciento de la superficie forestal del planeta.

Los incendios en Australia son frecuentes. Lo que es alarmante de los incendios de los últimos meses es que son considerablemente más largos y violentos de lo normal, lo que transforma a esta temporada de incendios en una de las peores de su historia.

Por servirnos de un ejemplo, durante dos mil diecinueve se quemaron diez millones de hectáreas, al tiempo que en exactamente el mismo periodo de tiempo, en dos mil nueve, se quemaron menos de la mitad.

Los incendios se hacen más graves y perdurables. ¿Mas por qué razón? El pasado dos de enero, la gaceta MIT Technology Review publicó un artículo en el que explicaba cuáles son los factores climáticos que favorecen los incendios en Australia.

El año pasado fue el más caluroso y seco de Australia, contabilizándose récords históricos de temperatura bajo ardientes olas de calor.

La Oficina de Meteorología de Australia alarma de que ahora hay un mayor número de días con riesgos de incendio altísimo en esta zona del planeta. Los acontecimientos de calor extremo se vuelven poco a poco más comunes y las sequías se vuelven por su parte más severas, lo que crea un escenario idóneo para que se generen los incendios.

En las últimas décadas, se ha producido un descenso de las lluvias en primavera, lo que hace que la época de incendios se extienda. Esto se traduce en más ocasiones a fin de que se generen incendios.

¿Qué podemos acabar de estos datos? Todo apunta, conforme alertan los científicos, a que la culpa de la intensidad de los incendios de Australia es el cambio climático. Y no es algo nuevo. Desde hace unos años, estudiosos alertan de que el cambio climático podría agudizar urgencias climáticas, entre ellos los incendios forestales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *