Esto vas a cobrar en el dos mil veintidos por la pensión por incapacidad permanente

Posiblemente a veces una persona que haya sido perjudicada por un grado de discapacidad que le hace padecer una incapacidad permanente se pregunte si tiene derecho o no a una pensión del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Para esto hay que tener claro dos aspectos diferentes, por una parte la causa de la incapacidad y, si ha sido generada por un accidente no laboral o una enfermedad común, se demandarán unos años mínimos cotizados como trabajador para poder acceder.

Ya antes de explicar cuáles son los cinco grados que existen en esta prestación de la Seguridad Social, hay que rememorar que se tratan de modalidades contributivas. O sea, que han sido generadas tras haber sufrido un accidente laboral o una enfermedad profesional, mas no solo eso, sino asimismo es posible solicitarla si se han cotizado el mínimo de años precisos establecidos por la administración pública. Algo que hace que las cuantías mínimas sean mayores y dependan de la situación personal del adjudicatario de la pensión.

Mas no solo existen aquellas que deben ver con las modalidades contributivas, sino asimismo es posible pedir una pensión de invalidez no contributiva. Esta se va a poder solicitar al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y cuenta con una cuantía fija de cuatrocientos veintiuno con cuarenta euros al mes.

Si bien la verdad es que se va a poder pedir un complemento en los casos en los que es preciso contratar a una persona a fin de que asista al perjudicado a efectuar las labores más fáciles del día a día, algo que ahora le es imposible hacer.

¿Cuáles son las clases de incapacidad permanente que existen?

De cara a poder distinguir los diferentes géneros de pensión contributiva por incapacidad permanente que existen hay que hacer un singular hincapié en que todas y cada una deben pedirle al Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Algo que se puede hacer de múltiples métodos, como es por internet por medio de la sede electrónica o acudiendo presencialmente a las oficinas territoriales de la Seguridad Social, para lo que hay que solicitar una cita anterior previamente y asistir el día y la hora marcados en esta cita.

Para saber de qué forma se puede hacer ese trámite es preciso ampliar información a través de la lectura del artículo sobre de qué forma pedir la pensión por incapacidad permanente.

Si bien la verdad es que ya antes de ese punto es preciso saber qué géneros de pensión existen, ya que dependiendo del que sea, va a ser preciso llenar el formulario de una u otra manera. Por esa razón hay que tener clarísimo que la Seguridad Social tiene libres hasta cinco géneros de pensiones por incapacidad permanente diferentes, como son las siguientes:

  • Incapacidad permanente parcial ocasionada por un accidente de trabajo con sesenta y cinco años.
  • Incapacidad permanente total por enfermedad común con menos de sesenta años.
  • Incapacidad permanente total entre sesenta y sesenta y cuatro años.
  • Incapacidad permanente absoluta o total con sesenta y cinco años.
  • Incapacidad permanente de Gran Invalidez.

Cuantías de las pensiones por incapacidad permanente

De cara a poder distinguir cuáles son las cuantías que se pagan por la parte de la Seguridad Social, la primera cosa que hay que hacer es saber cuánto han subido en este año dos mil veintidos tras la reforma de las pensiones. Tanto es así que hay que distinguir dos instantes diferentes, por una parte las cuantías mínimas que han subido un tres por ciento, al tiempo que las cuantías medias y la máxima han subido un dos con cinco por ciento.

Cuantías mínimas de incapacidad permanente

De cara a distinguir todas y cada una de las cuantías mínimas que existen en la pensión contributiva de incapacidad permanente hay que tener claro que deben distinguirse cuáles son los cinco tipos. Por lo que se debe prestar una atención singular a cada uno de ellos de los casos que se van a especificar ahora.

  • Incapacidad permanente parcial ocasionada por un accidente de trabajo con sesenta y cinco años.
    • Con cónyuge a cargo: ochocientos noventa con cincuenta euros al mes (doce y cuatrocientos sesenta y siete euros al año).
    • Sin cónyuge: setecientos veintiuno con setenta euros al mes (10.103,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: setecientos veintiuno con setenta euros al mes (10.103,80 euros al año).
  • Incapacidad permanente total por enfermedad común con menos de sesenta años.
    • Con cónyuge a cargo: quinientos treinta y dos euros al mes (siete mil cuatrocientos cuarenta y ocho euros al año).
    • Sin cónyuge: quinientos treinta y dos euros al mes (siete mil cuatrocientos cuarenta y ocho euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: quinientos veintisiete con cuarenta euros al mes (7.383,60 euros al año).
  • Incapacidad permanente total entre sesenta y sesenta y cuatro años.
    • Con cónyuge a cargo: ochocientos treinta y cuatro con noventa euros al mes (11.688,60 euros al año).
    • Sin cónyuge: seiscientos setenta y cinco con veinte euros al mes (9.452,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: seiscientos cincuenta y ocho con veinte euros al mes (8.934,80 euros al año).
  • Incapacidad permanente absoluta o total con sesenta y cinco años.
    • Con cónyuge a cargo: ochocientos noventa con cincuenta euros al mes (doce y cuatrocientos sesenta y siete euros al año).
    • Sin cónyuge: setecientos veintiuno con setenta euros al mes (10.103,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: seiscientos ochenta y cinco euros al mes (nueve mil quinientos noventa euros al año).
  • Incapacidad permanente de Gran Invalidez.
    • Con cónyuge a cargo: 1.338,80 euros al mes (18.701,20 euros al año).
    • Sin cónyuge: 1.082,60 euros al mes (15.156,40 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 1.027,50 euros al mes (catorce y trescientos ochenta y cinco euros al año).

Cuantías medias y máximas

Por otra parte se hallan las cuantías medias y máximas, dos que suben un dos con cinco por ciento . Tanto es así que se debe especificar que, en cuestión de las medias, no existen cantidades fijas, sino va a depender solamente de lo que estuviera cobrando una persona con esta prestación.

Por su lado sí que tienen fijada una cuantía máxima que se puede llegar a cobrar con este género de pensiones contributivas, una cantidad que llega hasta los 2.819,19 euros al mes.

Los que padezcan alguna de estas enfermedades van a poder solicitar las ayudas por incapacidad permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *